En mayo, Pemex importó un volumen 13.5% inferior a tasa anual y, sin embargo, el valor de estas importaciones se elevó en 10.1%, sumando 1,646 millones de dólares, a pesar de que el precio spot de estos combustibles también descendió.