El gas licuado de petróleo (LP) requiere de estrategias mucho más agresivas para ampliar su penetración en sectores como el agrícola, industrial y automotriz, además de mejorías en términos de regulación y combate al mercado ilícito, según la Asociación Iberoamericana de Gas Licuado de Petróleo (AIGLP).

Arthur Ituassu, director de la AIGLP, dijo en entrevista que si bien el gas LP cuenta con un mercado por lo menos estable o en crecimiento dentro del sector doméstico -en México siete de cada 10 hogares lo consumen-, se necesita un mejor diálogo entre el gobierno y los privados que incentive la competencia y la adopción de estándares de calidad.

"Se necesitan acuerdos con los diferentes gobiernos, México acaba de entrar en una etapa de nuevo gobierno y la asociación pretende colaborar en el diálogo que apoye a las empresas sin dejar de lado el tema social al cual está siempre ligado el gas LP", aseveró.

Según el experto, el mercado regional necesita una modificación en que las empresas participen de forma más activa en la implentación de nuevas aplicaciones para el gas LP, además de buscar tecnología para generar estas mejorías.

"Se requiere que el precio sea libre y competitivo", dijo respecto al mercado mexicano donde las tarifas tanto de venta de primera mano como de distribución son controladas por el gobierno federal, "las empresas necesitan invertir en México con los incentivos necesarios que al final se traducen en calidad del producto y su distribución".

COMBATE AL MERCADO ILÍCITO

Arthur Ituassu explicó que uno de los mayores problemas que enfrenta la industria es la distribución ilegal final, luego de que la empresa productora (Petróleos Mexicanos, en México) provee de gas a las distribuidoras que participan con infraestructura y equipo para la distribución pero quedan rebasadas ante la demanda, generando la creación de comisionistas distribuidores que en muchos casos no se ajustan a las regulaciones vigentes ni a estándares de calidad y que en México son los principales distribuidores del gas que se hurta de ductos e instalaciones de Pemex.

Para combatir estos ilícitos hace falta un programa de carácter federal en México como el llamado "Gas Legal" implementado en Brasil hace tres años y que logró regularizar 60% del mercado, plan que explicarán a detalle en el XXVIII Congreso de la Asociación, que se llevará a cabo del 6 al 8 de marzo en la Ciudad de México.

[email protected]