La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) informó que está garantizado el abasto de flor de zempoalxóchitl, terciopelo, crisantemo y nube para esta temporada de Día de Muertos con una producción en esta temporada estimada en más de 11 millones 389,000 gruesas, 2 millones 328,000 plantas, 2 millones 128,000 manojos y 79,344 toneladas de flores.

En este año se estima que se cultivaron 6,377 hectáreas de las cuatro especies y las principales entidades productoras fueron el Estado de México, Puebla, Hidalgo, Guerrero, Michoacán, Tlaxcala, San Luis Potosí, Morelos, Oaxaca, Ciudad de México y Durango.

La flor de zempoalxóchitl, considerada la de mayor demanda, en esta temporada registró una siembra de 2,561 hectáreas, con una unidad de medida a nivel nacional de 9,574 gruesas, 505,865 manojos, 2 millones 278,000 plantas y 21,380 toneladas.

El zempoalxóchitl es una flor perteneciente a la familia compositae y al género tagetes que es endémico del continente americano y se compone de 58 especies, de las cuales 35 habitan en México.

Se produce principalmente en 20 municipios correspondientes a los estados de México, Puebla, Hidalgo, Guerrero, Michoacán, Tlaxcala, San Luis Potosí, Morelos, Oaxaca, Ciudad de México y Durango.

La dependencia informó que de la también llamada “flor de veinte pétalos” (en lengua náhuatl) se tiene previsto generar este año 2 millones 278,000 plantas, aunque su presentación más común es en manojos de 12 a 15 piezas, rollos o gruesas. Con respecto a la flor de terciopelo se tiene un registro de siembra en 390 hectáreas y una producción prevista de 798,889 manojos, principalmente en Puebla, Estado de México, Guerrero, Morelos y Guanajuato.

El crisantemo se cultiva en 2,675 hectáreas, siendo el Estado de México el principal productor con 2,460 hectáreas; seguido de Puebla, con 148 hectáreas; Morelos, 57 hectáreas, y San Luis Potosí, 10 hectáreas, que suman un total de 11 millones 379,925 plantas.

La flor de nube, que también es utilizada en la conmemoración del Día de Muertos, registra una producción en 995 hectáreas y alrededor de 829,000 plantas, donde la entidad de Puebla encabeza a los productores con 600 hectáreas, le sigue el Estado de México, 250 hectáreas, y Michoacán, 52 hectáreas.

El año pasado se registró una superficie de 6,419 hectáreas de los cuatro cultivos (zempoalxóchitl, terciopelo, crisantemo y nube), y las principales entidades productoras fueron Estado de México, Puebla, Tlaxcala, Hidalgo, Morelos, San Luis Potosí, Oaxaca y Guerrero.