General Motors inició esta semana la producción de su primer vehículo de diseño chino para el mercado de India, un importante paso para la automotriz estadounidense mientras intenta apuntalar su desempeño en un país donde las compañías extranjeras han tenido dificultades.

El amor de los indios por los autos pequeños y su mercado altamente competitivo con bajos precios ha frustrado a las grandes automotrices del mundo, que luchan con una débil participación de mercado contra marcas centradas en vehículos diminutos y modelos específicos para India.

El vehículo compacto Sail, promocionado como un sedán de cinco puertas, saldrá a la venta el próximo mes como el primer modelo diseñado por el socio chino de GM, SAIC Motor Corp , afirmó a Reuters el presidente de GM India en una entrevista en una planta situada en el oeste indio.

"Lo que (SAIC) nos ofrece es un foco más regional y centrado en un mercado emergente", sostuvo Lowell Paddock de GM India. "El Sail es de alguna forma quizás el primer vehículo diseñado con requerimientos fundamentalmente del cliente asiático", indicó.

SAIC tiene una participación del 50% en la unidad india. La firma empezará en India la producción de una furgoneta de pasajeros más grande para fines del 2012.

A diferencia de China, donde GM y Volkswagen AG lideran el mercado de vehículos de pasajeros con una participación combinada del 30%, la suma de todas las automotrices extranjeras - excluyendo a Hyundai - representa menos del 25% del mercado indio, pese a los millones de dólares en inversiones y décadas de gran esfuerzo.

Los autos diseñados para clientes y segmentos de otros países no han logrado capturar la atención de compradores de India, lo que deja a compañías como GM, Volkswagen y Ford con salas de exhibición atestadas de modelos inadecuados y una baja utilización de la capacidad de sus plantas.

GM necesita una inyección de energía. Sus ventas en India cayeron a un 11% interanual en los primeros seis meses del año, frente al incremento del 10% por el total de sus ventas de vehículos, de acuerdo a datos de la Sociedad de Fabricantes de Automóviles de India.

La fábrica que produce el Sail de GM se vio forzada previamente a suspender la producción y a reducir los turnos laborales debido a la caída de las ventas.

Paddock admite que la compañía ha tenido un bajo desempeño.

"Hemos tenido una baja representación en los segmentos de mayor crecimiento", declaró. "A medida que el mercado se mueve, hemos quedado con un vacío", dijo.

RDS