Detroit.- General Motors, a un año de su salida de la bancarrota, reestructuró sus operaciones con costos mucho más bajos, marcas más fuertes y una mayor presencia en mercados emergentes como China, dijo el presidente ejecutivo, Ed Whitacre, a potenciales inversionistas.

En la primera conferencia con analistas y potenciales inversionistas desde que GM salió de la bancarrota en el 2009, y antes de una planeada oferta inicial de acciones, Whitacre trató de hacer una distinción entre la nueva GM y la automotriz que tuvo que ser rescatada por el gobierno de Estados Unidos.

" No estamos presentando a GM hoy. Estamos presentando una nueva GM, debido a que somos una empresa nueva y muy diferente de la que éramos hace 12 meses", dijo Whitacre.

Cerca de 200 miembros de la comunidad financiera y otros accionistas participaron de la presentación de GM.

La reunión se produjo en momentos en que la automotriz más grande de Estados Unidos se prepara para una oferta pública inicial de sus acciones, en la que se espera sea una de las salidas a bolsa más grandes de la historia de Estados Unidos.

El evento marca el inicio de facto de una gira promocional para la venta de acciones, que permitiría al Tesoro de Estados Unidos dejar de ser el accionista mayoritario de GM, y la cual -dicen los banqueros- podría generar hasta 20,000 millones de dólares.

Mercados emergentes, autos nuevos

Con el balance saneado gracias a un rescate de 50,000 millones de dólares y una bancarrota financiada por el Gobierno, Whitacre y otros ejecutivos trataron de vender el mensaje de que GM ha renovado su línea de productos y que tiene planes para expandirse en los mercados de rápido crecimiento.

GM dijo que su participación de mercado combinada en cuatro mercados clave -China, India, Brasil y Rusia- se mantuvo en el 13% en el primer trimestre, por encima de la participación de mercado del 11.2% a nivel mundial.

La empresa planea presentar 70 productos nuevos en países en desarrollo hasta el 2014, dijo GM.

"Después de todo, somos la automotriz estadounidense mejor posicionada en los mercados emergentes clave del mundo. Nadie puede superar nuestra posición en el mundo", dijo Whitacre.

GM, que se ubica primero en las ventas de autos en China con una participación de más del 13%, dijo que las ventas de la industria en el país asiático -el mercado automotriz más grande del mundo- crecerían cerca del 20%, a 16.5 millones de vehículos, este año.

Una OPI exitosa representaría para GM un logro político importante para el Gobierno de Barack Obama, que ideó los rescates de GM y su rival Chrysler en el 2009.

La reestructuración le dio al Tesoro de Estados Unidos una participación del 60.8% en GM, la cual espera comenzar a vender cuando la firma salga a la bolsa.

Los recortes de costos que GM pudo aplicar durante su quiebra se reflejaron en el primer trimestre, cuando GM sorprendió a los analistas con una ganancia de 865 millones de dólares, su primera utilidad trimestral en tres años.