Los tres grandes fabricantes de automóviles de Detroit y el sindicato de trabajadores United Auto Workers (UAW) dijeron este martes que restablecerán a partir del miércoles el uso de cubrebocas en todas las plantas, oficinas y almacenes de Estados Unidos, independientemente del estado de vacunación contra Covid-19.

General Motors, Ford y Stellantis dijeron en una declaración conjunta con el sindicato que la medida es en respuesta al cambio del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en la guía de Covid-19 para máscaras protectoras para personas completamente vacunadas relacionadas con la variante Delta.

El CDC dijo la semana pasada que las personas completamente vacunadas deben usar máscaras si están en espacios públicos en lugares con tasas de transmisión comunitaria de Covid-19 sustanciales o altas.

El CDC dijo este lunes que casi el 80% de los condados de Estados Unidos se encuentran ahora en esos niveles.

Al menos un importante fabricante de automóviles internacional también planea restablecer los requisitos de mascarillas para los empleados a finales de esta semana, dijo a Reuters una persona informada sobre el asunto.

En junio, los fabricantes de automóviles de Estados Unidos y el sindicato UAW anunciaron que los trabajadores completamente vacunados en sus fábricas de Estados Unidos no tendrían que usar máscaras en el trabajo a partir del 12 de julio.

Numerosos fabricantes de automóviles que operan en Estados Unidos ya habían comenzado a eliminar los mandatos de mascarillas pandémicas a medida que disminuían los casos.