El empresa General Motors en Argentina anunció a sus empleados que suspenderá a unos 350 operarios durante nueve meses debido a la caída de ventas de unidades en el mercado interno y a Brasil.

La noticia fue confirmada a la prensa local por el secretario general del Sindicato de Mecánicos y Afines (SMATA) Rosario, Marcelo Barros, quien aclaró que aún faltan precisiones sobre el inicio y fin de la medida empresaria.

Las suspensiones que la automotriz pondrá en marcha posiblemente la próxima semana afectarán al menos a unos 350 trabajadores que se desempeñan en la planta de General Alvear, en el kilómetro 279 de la Ruta Nacional 9.

Barros dijo que el destino final de los operarios afectados por las suspensiones dependerá de la esperada reactivación de la economía argentina, que el Gobierno de Mauricio Macri estimó para este año.

La fuerte caída de la demanda brasileña por la recesión que afecta al gigante sudamericano es la causa principal de la crítica situación que atraviesa la planta de GM en Alvear, ante un mercado local que rebotó pero aún se muestra débil.

En principio iban a ser 400 despidos, pero logramos un acuerdo para que se transformen en suspensiones por nueve meses y achicar esa cifra a 350 trabajadores , dijo Barros en declaraciones al diario La Capital.

El sindicalista precisó que recién la semana que viene habrá novedades concretas sobre la modalidad de la medida, fundamentalmente los aspectos vinculados con el cobro de los salarios.

El SMATA Rosario le pide a GM que el recorte salarial a los suspendidos no supere 20%, para que los trabajadores puedan tener asegurados ingresos por el equivalente al 80% de sus sueldos de bolsillo.

Brasil es el socio comercial por excelencia de Argentina, pero el intercambio en 2016 alcanzó los 22,506 millones de dólares, el nivel más bajo de los últimos diez años, y esto ha golpeado a toda la industria automotriz.

Unos 600 trabajadores de la automotriz Volkswagen que prestan servicios en la planta ubicada en General Pacheco permanecerán suspendidos desde este jueves por un período de 30 días, debido a la crítica situación que atraviesa el mercado interno y a la caída en las ventas a Brasil.

Una vez transcurrido ese mes, la compañía evaluará el estado del mercado para decidir si mantiene las suspensiones o si los operarios retoman el trabajo.

En la planta ubicada en General Pacheco, la automotriz de origen alemán cuenta con un plantel de 4,000 trabajadores, ya que se fue achicando en los últimos meses producto de retiros voluntarios impulsados por la firma.