El grupo francés GDF Suez anunció este martes que ganó una licitación de 1,400 millones de euros (unos 1,750 millones de dólares) para suministrar energía eléctrica en Chile.

El contrato acerca al grupo francés de su ambición de convertirse en el primer productor privado de electricidad en toda América Latina para el 2018. Actualmente, el mayor productor privado en la región es el grupo italiano Enel y el segundo el grupo estadounidense AES.

A través de su filial E-CL, GDF Suez suministrará 5,040 gigavatios/hora (GWh) anuales a las empresas de distribución del SIC, la red eléctrica del centro de Chile, durante 15 años a partir del 2018, precisó el grupo en un comunicado.

El suministro será posible gracias a las instalaciones ya existentes en Chile y al aprovisionamiento de gas natural licuado por parte del propio GDF Suez. Además se construirá una nueva central eléctrica y una línea de transmisión.

"Este éxito se suma a los contratos logrados en Brasil en noviembre. Marca una nueva etapa en la ambición de GDF Suez de ser el primer productor privado de electricidad en América Latina de aquí a tres años", comentó el presidente-director general del grupo francés, Gérard Mestrallet, en el comunicado.

La puesta en servicio de la nueva central térmica IEM, de una capacidad de 375 megavatios, representará una inversión de alrededor de 1,000 millones de dólares (unos 800 millones de euros).

La central se situará en Mejillones, en el norte del país. La energía eléctrica producida será distribuida a través de una línea de alta tensión de 600 km, que conecta las dos principales redes eléctricas de Chile. Esto supondrá una inversión adicional de 700 millones de dólares (unos 560 millones de euros).

A fines de noviembre, GDF Suez obtuvo en Brasil contratos de compra de electricidad de una capacidad total de 535 MW para tres proyectos, térmico, eólico y de biomasa.

abr