Una carta firmada por tres funcionarios de alto rango del presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, critica duramente la política energética del gobierno de México, a la que describe como perjudicial para el "clima de inversión" en el país debido a prejuicios contra empresas privadas.

La carta fechada el pasado 11 de enero está dirigida a tres secretarios mexicanos, entre ellos la de Energía, Rocío Nahle, y advierte que las medidas adoptadas por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador podrían amenazar las inversiones de cientos de millones de dólares en el sector por parte de los prestamistas del gobierno estadounidense.

El texto está firmado por el secretario de Estado, así como por los de Comercio y Energía estadounidenses. Los tres dejarán sus cargo la próxima semana después de que el presidente electo, Joe Biden, tome formalmente el poder.

Específicamente, los funcionarios estadounidenses critican al gobierno mexicano por haber "supuestamente" instruido a los órganos reguladores "bloquear los permisos para los proyectos de energía del sector privado", además de usar su poder para favorecer ilegalmente a las empresas estatales de energía.

"De ser cierto, esto sería profundamente preocupante y plantearía inquietudes con respecto a los compromisos de México bajo el T-MEC", escribieron los funcionarios, refiriéndose al nuevo pacto comercial de América del Norte que incluye protecciones inversionistas.

En México, Pemex y la CFE dominan sus respectivos sectores a pesar de que han perdido el monopolio que tenían.

Las empresas de energía de Estados Unidos han expresado su preocupación por los prolongados retrasos en la aprobación de permisos para estaciones de servicio en México, así como por los esfuerzos de Pemex para quedarse con el control operativo de un yacimiento de crudo compartido descubierto por un consorcio encabezado por una compañía estadounidense, entre otras cosas.

López Obrador ha prometido fortalecer las empresas estatales. La oficina de Nahle no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios, pero defendió "un balance energético apropiado" en el país el viernes en su cuenta de Twitter.