La Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) de Chile formuló cargos a Movistar y Claro en relación con conducta atentatoria contra la portabilidad.

De acuerdo con lo indicado en los documentos en que se formulan los cargos, la Subtel tomó conocimiento de estas conductas gracias a los antecedentes que arroja el Sistema de Gestión de la Portabilidad (SGP).

El 2 de febrero pasado se notificó a Claro, filial de América Móvil, y Movistar, de la española Telefónica, y luego, el 9 de febrero, se hizo una nueva formulación a Movistar.

El SGP habría dado cuenta de la existencia de una gran cantidad de errores en la respuesta a las consultas de prevalidación entregadas por estas compañías al momento que un cliente, con servicio actualmente de la donante, solicita su portación .

La Subtel en su formulación contra Movistar afirma que esta información está ratificada por el Organismo Administrador de la Portabilidad, en el sentido que los casos identificados correspondían a mensajes no respondidos por la donante (Movistar).

Se ejercen acciones tendientes a dificultar y entorpecer el curso normal del proceso, impidiendo a la proveedora receptora cursar correctamente la portabilidad de los respectivos números telefónicos afectados , aseguró la SGP.

Tanto Movistar como Claro tuvieron como plazo 10 días para entregar sus descargos. Ahora, la Subtel se encuentra en proceso de investigación. El resultado de estas formulaciones podría terminar en el retiro de los cargos de no encontrarse más antecedentes o bien, las operadoras podrían arriesgarse a pagar una multa.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica