Altos ejecutivos de Ford Motor proyectan un crecimiento estable y consistente del mercado automotriz estadounidense este año y permanecen confiados en las ganancias potenciales de la compañía, pese al aumento de la competencia en la región.

Las ventas de autos de Estados Unidos tocaron el año pasado su mayor nivel desde el 2007 y analistas de la industria y ejecutivos esperan que la región registre mayores utilidades en el 2013.

En momentos en que el mercado de autos europeo se está debilitando, Estados Unidos está emergiendo como la región más atractiva para las automotrices globales.

La decisión de la semana pasada de la segunda mayor fabricante de autos de Estados Unidos de duplicar sus dividendos trimestrales fue una señal de confianza en los prospectos de resultados, dijo el presidente de Ford, Bill Ford, en los márgenes de un evento de la industria en Detroit.

"Creo que nuestro plan es lo suficientemente robusto como para superar cualquier desencajamiento", sostuvo Ford a periodistas luego de un evento para dar a conocer el nuevo vehículo compacto Lincoln MKC.

Ford estima que perderá al menos 3,000 millones de dólares en Europa durante el periodo combinado del 2012 y el 2013, el cual ha estado plagado por la baja demanda y fábricas con reducida actividad en la región.

Actualmente la automotriz está buscando revertir la situación de sus operaciones europeas basándose mayormente en su estrategia para el mercado estadounidense. La compañía también se está expandiendo en China y realiza una reestructuración de su marca Lincoln para atraer a compradores más jóvenes.

Ejecutivos de Ford dijeron que los desempeños financieros han sido sólidos y apuntan a márgenes de utilidades récord en Norteamérica durante el tercer trimestre.

"No todas las partes del negocio están finalmente donde las querríamos, pero en general la compañía está teniendo buenos resultados", indicó Bill Ford.

"Creo que es una señal de confianza en la compañía sobre lo que hemos atravesado, pero más importante, sobre hacia donde nos dirigimos", agregó, en referencia a la decisión de Ford del jueves pasado de elevar sus dividendos.

En promedio, analistas esperan que la automotriz registre una utilidad anual de 1,34 dólares por acción en 2012 y que las ganancias suban en el 2013, de acuerdo a un sondeo de Thomson Reuters I/B/E/S. Ford dará a conocer sus resultados del tercer trimestre más adelante en el mes.

Las acciones de Ford operaban planas el lunes y se transaban en 13.99 dólares por título a las 1910 GMT.

MFH