La automotriz Ford reportó una utilidad de 2,100 millones de dólares durante el primer trimestre del 2010, luego que en el mismo periodo del 2009 registró una pérdida de 1,400 millones de dólares.

Ford, la única de las tres grandes automotrices de Estados Unidos que no se sometió a un proceso de bancarrota ni que recibió dinero del gobierno federal, sumó cuatro trimestres consecutivos de ganancias.

La utilidad de la automotriz fue de 50 centavos por acción y sus ingresos totales fueron de 28,100 millones de dólares, 15% más de las que obtuvo durante el primer trimestre de 2009.

La empresa fue rentable en casi todos sus mercados, comenzado por América del Norte, tras beneficiarse de los problemas que su rival japonés Toyota experimentó con algunos de sus modelos.

Los ingresos totales de Ford quedaron por debajo de las expectativas de los analistas, aunque su utilidad superó con creces las proyecciones de mercado, que esperaba una ganancia de poco más de 30 centavos por acción.

'Nuestro plan funciona y la fuerza básica que conduce nuestros resultados de negocio -producto, participación de mercado, ingresos y estructura de costos- opera con más fuerza cada trimestre', explicó en un comunicado el director de Ford, Alan Mulally.

RDS