Ford reveló este miércoles planes para recortar cientos de empleos a nivel ejecutivo en Europa y renovar su gama de modelos, para mantener la rentabilidad en la región.

En tanto, General Motors, que anunció pérdidas en Europa el año pasado, prometió que su balance será neutro en su operación europea en su próximo ejercicio.

NOTICIA: GM sigue en estado de gracia y Ford decepciona

Ford y GM tuvieron un alza de ventas importante en Alemania después de que Volkswagen sufrió un golpe a su credibilidad e imagen por un escándalo de manipulación de emisiones.

Ford y General Motors, al igual que la automotriz italiana Fiat, han registrado pérdidas por años en Europa, que en 2014 se recuperó de una depresión de seis años durante la cual la demanda cayó a un mínimo en dos décadas.

Pese a que en 2015 anotó una ganancia para todo el año de 259 millones de dólares en Europa, la primera desde 2011, Ford informó este miércoles que planea eliminar cientos de empleos ejecutivos en la región a través de un plan de retiro voluntario.

La firma estadounidense, cuyo mejor desempeño fue impulsado por una alza de un 10% en las ventas, informó que es necesario un recorte de empleos y una renovación de modelos para asegurar que los beneficios sean sostenibles.

"Queremos asegurarnos que tengamos un piso estable, de modo que podamos construir un negocio viable en el futuro", dijo a Reuters el jefe de Ford Europa, Jim Farley, citando una meta de margen operacional a largo plazo de entre 6 y 8% frente a la cifra menor a un 1% del año pasado.

Ford ha anunciado recortes en la plantilla de su división europea para mantener la rentabilidad en el continente. Pese a haber registrado los primeros beneficios en la zona en los últimos cuatro años, la firma fabricante de coches estadounidense considera que esta medida, junto con una renovación de su gama de modelos, son necesarias para asegurar los beneficios de la empresa.

La automovilística ha comunicado una reducción de 10,300 personas en su plantilla administrativa en Europa. Los despidos serán llevados a cabo mediante un proceso de bajas voluntarias que incluye indemnizaciones y jubilaciones anticipadas, por lo que el presidente de Ford en Europa, Jim Farley, cree que serán cientos lo trabajadores que se sumen a la propuesta. La compañía espera que esta medida le reporte unos ahorros de 200 millones de dólares al año.

Por otra parte, la automovilística quiere actualizar su gama actual de vehículos, incrementando los coches deportivos, que el año pasado fueron los más vendidos en el continente, y eliminando los modelos menos rentables.

NOTICIA: Ford apuntalará la inversión del sector automotriz para este año

Queremos asegurarnos de que tenemos una base sólida sobra la que construir un negocio viable en el futuro , declaró Farley.

El fabricante americano está en medio de un proceso de reestructuración que incluye el cierre de tres fábricas europeas y miles de despidos. En 2015, la división europea de Ford mejoró en todas las áreas de negocio y pasó de registrar pérdidas a lograr un beneficio de 259 millones de dólares (237 millones de euros).

erp