El automotor estadounidense Ford mantendrá su programa para reducir 10,000 millones de dólares de costos a pesar de los aranceles impuestos al acero y el aluminio por la administración Trump, dijeron el jueves responsables de la compañía.

Ford no ha cambiado sus objetivos y no ha incluido aumentos adicionales por estos productos, dijo Joe Hinrichs, presidente de operaciones globales de la firma.

"Nos estamos apegando a la cifra de 10,000 millones de dólares que dimos en diciembre", dijo en una entrevista de prensa.

Los analistas esperaban un alza de los precios del acero y el aluminio vendidos en Estados Unidos tras los aranceles de 25% y 10%, respectivamente, que Donald Trump decidió imponer sobre la importación de estos materiales.

Al presentar sus resultados del 2017 en enero, Ford advirtió que el año actual podría ser difícil debido al aumento en el costo de las materias primas y las fluctuaciones negativas en los tipos de cambio.

La automotriz, presente en todos los continentes, gasta alrededor de 10,000 millones de dólares al año en la compra de materias primas, y el aluminio y el acero representan dos tercios de ese gasto.

abr