Ford Motor Co. accedió a un pedido del gobierno de Estados Unidos y amplió a todo el país un programa para la reparación gratuita de un dispositivo de la bolsa de aire del lado del conductor.

La medida, anunciada este jueves, añadió 447,000 vehículos Ford a la lista de los retirados de la circulación debido al defecto en el dispositivo inflador fabricado por la japonesa Takata Corp.

Los infladores pueden activarse con demasiada fuerza, arrojando piezas contra el conductor y los pasajeros.

La acción de Ford colocó presión moral sobre BMW y Chrysler, los únicos dos fabricantes de automóviles que no han accedido a reparaciones nacionales.

La Administración Nacional de Seguridad en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) presentó la solicitud a cinco fabricantes de automóviles, alegando que los infladores son peligrosos. Honda y Mazda ya habían anunciado que harían la reparación en todo Estados Unidos.

Anteriormente las reparaciones estaban circunscritas a aquellos estados con humedad alta, principalmente a lo largo de la costa del Golfo de México.

La compostura nacional de Ford cubre ciertos sedanes Mustang modelos 2005 a 2008 y ciertos coches deportivos GT modelos 2005 y 2006.

La compañía también anunció que reparará los mismos modelos en Canadá, México y algunos otros países. El anuncio del jueves elevó a poco más de 502,000 el número de vehículos de Ford cubiertos por el plan de reparación por las bolsas de aire fabricadas por Takata.

Ford dijo que tiene conocimiento de un accidente y de lesiones relacionados con el equipo defectuoso, ocurrido en un Mustang modelo 2007 en Carolina del Norte. Los distribuidores de Ford sustituirán los infladores sin costo para los clientes.

El mes pasado, la NHTSA exigió que Takata y cinco fabricantes de automóviles reemplazaran los infladores en toda la nación. Takata y Chrysler se han negado y podrían enfrentar acciones legales. BMW dice que todavía evalúa la petición.

erp