El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) afirmó que la licitación para la adquisición de material rodante y de sistemas ferroviarios para el Tren Maya se realizó con una activa participación del testigo social, Gobernanza, Desarrollo y Transparencia Institucional, “según se hace evidente con su atestiguamiento de los diversos actos del mismo, su firma de las actas respectivas y las conclusiones positivas plasmadas en el informe respectivo”.

Con lo anterior, se dio “cabal cumplimiento a lo establecido en la legislación aplicable” durante la licitación de mayor monto del principal proyecto ferroviario del gobierno federal, el cual implica un contrato de 36,564.1 millones de pesos adjudicado al consorcio liderado por Alstom Transport México.

Este lunes, El Economista publicó la nota: Fonatur evaluó ofertas de material rodante del Tren Maya sin el testigo social, la cual se basa en el informe del testigo asignado por la Secretaría de la Función Pública, que en su página 69 señala: el proceso de evaluación de las proposiciones presentadas en este procedimiento se realizó sin la intervención presencial o electrónica de esta representación.

En el mismo documento (con fecha del 23 de junio pasado, un mes después del fallo de la licitación), Gobernanza, Desarrollo y Transparencia Institucional sugiere convocar al testigo social a las reuniones de evaluación en términos del artículo 67, fracción II, inciso i) del Reglamento de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público.

Al respecto, el Fonatur envió ayer a este diario una nota aclaratoria donde menciona que en dicha normatividad se indica que “para el debido ejercicio de sus funciones los testigos sociales deberán participar, según corresponda, en una serie de eventos, entre los que se encuentran reuniones durante la evaluación de las proposiciones y revisión del proyecto de fallo”.

Aunque se precisó que “el testigo social no solicitó su participación expresa en dicho evento”. El texto del Fondo detalla que, en apego a la ley, se le compartió oportunamente a dicha representación toda la información asociada al mismo, proporcionándole todas las facilidades para acceder a la documentación solicitada, con la finalidad de que evaluara la legalidad del procedimiento y que no emitió comentario respecto a alguna irregularidad.

“Fonatur ha actuado en todos los procedimientos de contratación en estricto apego a los principios rectores, a fin de asegurar las mejores condiciones disponibles en cuanto a precio, calidad, financiamiento, oportunidad y demás circunstancias”, se comentó en la nota aclaratoria.

El contrato con el testigo social

De acuerdo con el fondo, la Dirección de Políticas de Fiscalización de Contrataciones Públicas de la Secretaría de la Función Pública designó a Gobernanza, Desarrollo y Transparencia Institucional como testigo social en la adquisición de material rodante y sistemas ferroviarios para el Tren Maya.

Con base en información pública, el 30 de noviembre del 2020 se firmó un contrato entre la asociación civil y el Fonatur por 635,440.32 pesos, más IVA, el cual tenía como fecha de conclusión el 30 de junio del presente año.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx