Al concluir la etapa de sana distancia, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) informó que el objetivo de las inspecciones en el trabajo estarán focalizadas en dos vertientes: los centros de trabajo que se incorporaron como esenciales para que cumplan con todas las indicaciones y que no se adelanten a la apertura el resto de las empresas.

En conferencia de prensa, la titular del Trabajo, Luisa María Alcalde, reconoció que la jornada de confinamiento terminó con el cumplimiento del 95% de las empresas, luego del trabajo que se realizó en la Unidad de Trabajo Digno.

“A partir de que el Consejo de Salubridad determinó la suspensión de labores para las empresas y los centros de trabajo determinados como no esenciales, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social comenzó una serie de inspecciones para asegurar el cumplimiento de las medidas”, dijo. Señaló que las inspecciones entraron en otra etapa, por lo que en la “nueva normalidad”, la STPS continuará con las visitas de inspección.

“Primero para las empresas esenciales, a las cuales suman los sectores de la construcción, el de minería y el de artículos de transporte. En estos sectores vamos a hacer las visitas que están relacionadas con la implementación de los lineamientos de seguridad y salud”, dijo Alcalde Luján.

Asimismo, identificarán que no existan sectores productivos que inicien actividades de manera anticipada, “recordemos que hay que atender a los semáforos que todas las semanas informará la Secretaría de Salud, según los niveles de contagio y la realidad de cada una de las entidades federativas y en razón de estos colores existe la posibilidad de que ciertos sectores retomen sus actividades”, aseveró.

Con más de 4,000 inspecciones que realizó la autoridad laboral para verificar el cierre de actividades de empresas no esenciales; la titular del trabajo dijo que mantendrán la información sobre el comportamiento que tengan las empresas, sobre todo porque no deben adelantarse si el semáforo se mantiene en rojo.

[email protected]