El regulador antimonopolios de Chile pidió las máximas multas pidió en contra de las tres principales cadenas de supermercados del país, Cencosud, SMU y Walmart Chile, que controlan 92.5% del mercado, por haber participado de un acuerdo o práctica concertada destinada a fijar, por intermedio de sus proveedores, de un precio de venta especial para la carne de pollo fresca.

El requerimiento de la Fiscalía Nacional Económica (FNE) fue presentado este miércoles ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia y solicita multas por cerca de 22.9 millones de dólares para cada empresa, la máxima sanción contemplada en la ley de competencia de Chile.

NOTICIA: Chile condena colusión de empresas en el mercado de papel

El acuerdo de precios se concretó entre el 2008 y el 2011, de acuerdo con la fiscalía. La investigación derivó del llamado caso pollos , por el que en octubre del 2015 la Corte Suprema obligó a pagar una multa de 60 millones de dólares a Agrosuper, Ariztía, Don Pollo y la Asociación de Productores Avícolas de Chile por coordinarse para establecer cuotas de producción.

La investigación de la FNE comenzó en agosto del 2011 y, en diciembre de ese año, incautó computadores en las cadenas de supermercados de Cencosud, SMU y Walmart Chile.

NOTICIA: El ajedrez jurídico ante la colusión en el papel higiénico

Cencosud, con presencia también en Argentina, Brasil, Perú y Colombia, opera en Chile las marcas Jumbo y Santa Isabel, mientras que SMU -presente en Perú- maneja en el mercado local las marcas Unimarc, Bigger, Mayorista 10, Maxi Ahorro, Alvi, Dipac y Comer.

INFOGRAFÍA: Panorama de América Latina del 2015

En tanto, la filial en Chile de la estadounidense Walmart la cadena de supermercados y de retail más grande del mundo opera en el país los Hipermercado Lider, Lider Express, SuperBodega aCuenta y Ekono.

Modus operandi

Este cartel funcionaba a través de los proveedores. Los supermercados, a través de ellos, observaban y exigían que sus competidores aplicaran una regla que buscaba impedir la venta de pollo fresco bajo su costo de adquisición mayorista.

Este nuevo caso de colusión en Chile, cuya fiscalía también trabaja en la imposición de sanciones contra los dos principales proveedores de papel higiénico (CMPC y SCA, con 90% del mercado), tiene sus orígenes el 14 de diciembre del 2001, cuando la entidad liderada por Felipe Irarrázabal a través del OS-9 de Carabineros, la unidad especializada en estos temas allanó las dependencias de Walmart, Cencosud, SMU y Tottus.

De acuerdo con fuentes conocedoras del proceso consultadas por Diario Financiero, en las cadenas de supermercados se incautaron computadores, se obtuvieron copias de los correos electrónicos y se respaldó información de discos duros de los ejecutivos y gerentes a cargo de las áreas de carnes, productos de limpieza en especial de detergentes y abarrotes de cada una de estas compañías de retail.

La demanda de la FNE fue sólo sobre la carne de pollo, y se dejó fuera del requerimiento a Tottus, cadena ligada al grupo Falabella. (Con información de AFP)