El plan para eliminar los fines de semana largos, propuesto por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, tiene el potencial de afectar a las emisoras ligadas al sector turismo que cotizan en la Bolsa de Valores, como son los grupos hoteleros, aerolíneas y aeropuertos, coinciden analistas bursátiles.

“Sí estamos considerando una implicación negativa si se concreta la iniciativa, principalmente para las empresas relacionadas con el turismo como pueden ser los grupos aeroportuarios, las aerolíneas y empresas hoteleras”, explicó Brian Rodríguez, analista de Monex Grupo Financiero.

Lo anterior considerando que en el reciente puente del 31 de enero al 3 de febrero, la Secretaría de Turismo mencionó que durante estos días se atrajo a 1 millón 600,000 vacacionistas, lo que significó una derrama económica de alrededor de 4,000 millones de pesos.

El especialista de Monex estimó que la afectación para el sector, si pasa la iniciativa, es que se dejaría de atraer a 6 millones de turistas y de generar una derrama de 16,000 millones de pesos, ello considerando tres a cuatro puentes que se aplican al año.

Por su parte, Jacobo Rodríguez, director de Análisis Financiero de Black Wallstreet Capital México (BWC), también confirmó una afectación directa sobre empresas hoteleras, aerolíneas y grupos aeroportuarios.

“El hecho de que se cambie la legislación (artículo 74 de la Ley Federal del Trabajo) para que se quiten los fines de semana largos afectaría, obviamente, por la derrama económica que ya no se generaría”, comentó el director de BWC.

Entre las emisoras que cotizan en Bolsa que padecerían algún tipo de afectación están Hoteles City Express, Grupo Hotelero Santa Fe, Fibra Hotel y Fibra Inn, así como los grupos aeroportuarios del Pacífico (GAP), del Sureste (Asur) y del Centro Norte (OMA). Además de las aerolíneas Volaris y Aeroméxico.

Los analistas dijeron que, debido a esta iniciativa, la cotización de las acciones de las emisoras citadas puede mostrar volatilidad de corto plazo.

AMLO descarta afectación

Por la mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la iniciativa que pretende enviar al Congreso para desaparecer los fines de semana largos, y conmemorar las fechas patrias en el día que se festejan, no dañará al turismo.

“Yo siento que no va a haber ninguna pérdida; al contrario, se gana. Perdimos mucho cuando quitamos el civismo, cuando quitamos la ética se pierde mucho como sociedad”, sostuvo.

En Palacio Nacional, durante su conferencia habitual, López Obrador reprochó que en redes sociales se haya criticado su propuesta, y retó a que se haga una encuesta entre niños de secundaria, quienes estarían en favor.

El mandatario federal argumentó que el pasado 5 de mayo se conmemoró el 107 aniversario de la promulgación de la Constitución Política que rige al país, pero pocos conocen el dato.

López Obrador expresó que su gobierno está fomentando nuevos proyectos, como el Tren Maya, que atraerán más inversión y turismo.

empresas@eleconomista.mx