Las empresas mexicanas colocaron 28,345 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) en el 2010 y el 2011, una cantidad equivalente a la suma que registraron durante los cinco años previos, del 2005 al 2009.

Sus inversiones productivas en el exterior alcanzaron una cifra récord de 14,345 millones de dólares en el 2010, según datos de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Comercio y Desarrollo (UNCTAD), y llegaron a 14,000 millones en el 2011, de acuerdo con una estimación de la Agencia Multilateral de Garantías de las Inversiones (MIGA).

Si en localidades de alto costo se te viene una crisis, te presiona a volverte más eficiente y a transferir operaciones a otros países , acotó Carlos Guzmán, director general de ProMéxico.

Del 2005 al 2009, las empresas mexicanas canalizaron IED por 28,664 millones de dólares.

SALEN DE COMPRAS

Las inversiones de las compañías mexicanas en el 2011 incluyen la compra que hizo Bimbo de la estadounidense Sara Lee por 709 millones de dólares y de Sara Lee de España por 115 millones de euros, y el acuerdo de Pemex de pagar 1,600 millones de dólares para duplicar su participación en la energética española Repsol a 9.4 por ciento.

También abarcan las inversiones de Cinépolis como parte de su plan de construir 290 salas en Brasil con 276 millones de dólares del 2010 al 2012 y el anuncio de inversión de 140 millones de dólares para que Coca-Cola FEMSA construya una planta en ese país.

Hubo una reactivación muy grande por el interés de invertir en América Latina , aseveró Carlos Casas, jefe de la Unidad de Promoción de Exportaciones de ProMéxico. Para el 2012, el empresario Carlos Slim afirmó que planea invertir al menos 5,400 millones de dólares en la región.

En el 2011, por arriba de México, habrían emitido mayor IED empresas de China (85,000 millones de dólares), Rusia (63,000 millones), Malasia e India (cada uno con 15,000 millones).

Izumi Kobayashi, vicepresidente ejecutivo de la MIGA, destacó que se espera que los países en desarrollo crezcan más del doble frente a las economías de altos ingresos en los años inmediatos por venir.

Además de este crecimiento económico, tienen cada vez más un fuerte y amigable ambiente de negocios , acotó.

Los resultados fueron estimados por la MIGA y la Unidad de Inteligencia Económica del Grupo The Economist, a través de una encuesta a empresas transnacionales en verano y proyecciones concluidas en diciembre del 2011.

[email protected]