El financiamiento automotriz en México acumuló 21 meses consecutivos de retrocesos, después de haber registrado en febrero pasado una caída de 5% respecto al igual mes de 2018.

En su reporte mensual, la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) informó que durante el segundo mes del año la colocación de crédito para la adquisición de vehículos sumó 69,769 unidades comercializadas a crédito, contra las 73,412 que se vendieron en el mismo periodo del año anterior.

Incluso, representó un importante retroceso con relación a enero de 2019, cuando se colocaron a crédito 85,616 unidades de vehículos ligeros en el mercado nacional.

La de febrero, es la segunda tasa de retroceso en la venta de vehículos a crédito para sumar una caída bimestral de 5.6%, respecto a igual periodo de 2018, con la colocación de 155,385 unidades.

Al primer bimestre del año, las financieras de marca participaron con 101,360 vehículos, es decir, 65.2 por ciento; seguido por la banca comercial con 48,009 unidades, equivalentes a 30.9% de participación, y los autofinanciamientos participaron con 3.9%, es decir, 6,016 unidades.