Entre el 2015 y el 2017, los consumidores mexicanos tuvieron ahorros por más de 133,700 millones de pesos, derivado de la eliminación del cobro de Larga Distancia Nacional (LDN) y la aplicación de una política de tarifas asimétricas de interconexión en telefonía fija y móvil.

Ambas medidas surgieron de la reforma del sector del 2013-2014.

De acuerdo con el “Análisis de las políticas regulatorias de eliminación del cobro de larga distancia nacional y de la implementación de la política asimétrica de tarifas de interconexión por el IFT”, elaborado por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), ambas medidas regulatorias han generado un beneficio a los usuarios finales de más de 44,500 millones de pesos en promedio anualmente.

Del total de los beneficios anuales promedio obtenidos, 14,700 millones de pesos corresponden a la eliminación del cobro de LDN; 14,600 millones de pesos responden al ahorro a partir de la disminución de precios de Larga Distancia Internacional (LDI); y 15,200 millones de pesos derivado de la implementación de la política asimétrica de tarifas de interconexión.

En conjunto, estos ahorros representan casi 10% de los ingresos totales del sector de las telecomunicaciones durante el 2016.

El ahorro total por 133,700 millones de pesos en los últimos dos años equivale a casi el total de las exportaciones mexicanas de las industrias de madera, papel, productos metálicos, maquinaria y equipo para la agricultura y ganadería, así como la de otros productos minerales durante el 2017.

También es igual a la producción nacional de calzado, pesca y caza, productos farmacéuticos y transporte aéreo en el 2017, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

empresas@eleconomista.mx