La decisión de Coca-Cola Femsa (KOF) de adquirir el 51% de las operaciones de The Coca-Cola Company Filipinas, responde a una estrategia de expandir sus operaciones a nuevas geografías con atractivas perspectivas de crecimiento económico, coincidieron analistas del sector.

La institución de servicios financieros UBS consideró que tras esta operación, KOF se centrará en hacer crecer el negocio y en la ampliación de los márgenes operativos, para lo que buscará segmentar la cartera de productos, invertir en la ruta a la capacidad del mercado y buscar eficiencias de fabricación.

No obstante, señaló que entre algunos riesgos que tendrá que enfrentar la embotelladora mexicana está el alto gasto de capital necesario para construir distribución y logística en ese país asiático, así como la fuerte presencia de las marcas ya existentes en el mercado.

A su vez, Grupo Financiero Monex expuso que aunque KOF gestionará la operación diaria del negocio, no podrá consolidar contablemente los resultados de Coca-Cola Bottlers Philippines.

Resaltó que esta operación abre la posibilidad de que una vez que conozca mejor el mercado filipino, la embotelladora pudiera estar adquiriendo, al igual que lo hizo en Argentina, el ciento por ciento de la empresa.

El director general de Coca-Cola Femsa, Carlos Salazar, dijo que con esta transacción, la empresa reforzará su posición en la industria global de bebidas, además de representar un paso importante en su estrategia de crecimiento y compromiso con el sistema Coca-Cola.

Coca-Cola Femsa adquirió 51% de las operaciones de la embotelladora de The Coca-Cola Company en Filipinas por 688.5 millones de dólares y tendrá opción para adquirir el 49% restante durante los siguientes siete años después del cierre de la transacción.

En tanto, la agencia calificadora Fitch indicó que la adquisición en Filipinas no tendrá impacto en la calidad crediticia de la embotelladora, debido a que su nivel de deuda incremental es manejable, ya que posee un sólido perfil financiero.

"Esta adquisición es consistente con la estrategia de KOF de expandir sus operaciones a nuevas geografías con atractivas perspectivas de crecimiento económico y características demográficas y culturales similares a las de sus territorios en Latinoamérica", indicó.

Comentó que no obstante la fuerte competencia presente en la industria de bebidas, la rentabilidad de la compañía se mantiene entre las más altas dentro del sistema Coca-Cola, impulsada por la segmentación, excelente ejecución en el punto de venta y adecuadas iniciativas de precios para su amplio portafolio de productos.

CORRECCIÓN 16/12/2012: En una versión anterior de este artículo, se afirmó que la operación rondaba los "688,500 millones de dólares", como citaba el cable de Notimex, pero esa es una cifra completamente equivocada: lo correcto es 688.5 millones de dólares. Ofrecemos disculpas a los lectores.

lgl