Sergio Marchionne, presidente ejecutivo de Fiat, dijo que la automotriz italiana estaba abierta a posibles asociaciones, incluso con la alianza recientemente formada entre PSA Peugeot Citroen y General Motors.

Marchionne dijo que el acuerdo entre GM y Peugeot hacía las cosas más complejas en las operaciones europeas para empresas como Fiat.

Pero consultado acerca de cuál sería la reacción de Fiat si se les pidiera incorporarse a la alianza recientemente formada, Marchionne replicó: "Estamos abiertos a todo".

Durante una rueda de prensa en el Salón del Automóvil en Ginebra, Marchionne dijo que no había sido "dejado de lado" por el anuncio de una alianza entre sus rivales francés y estadounidense.

Consultado sobre cómo la unión entre Peugeot y GM cambiaba el panorama para Fiat, Marchionne dijo que "crea un nivel de complejidad que antes no existía".

Marchionne, quien además es jefe de la automotriz Chrysler, dijo que no consideraba que la alianza entre GM y Peugeot tuviera ningún tipo de impacto para una solución a la sobrecapacidad automotriz en Europa.

"Es un acuerdo estratégico de largo plazo que no impacta la situación", dijo.

Marchionne dijo también que no tenía prisa por completar una fusión con Chrysler, en la que Fiat posee una participación de un 58.5 por ciento.

RDS