En 2011, Ferromex obtuvo ingresos por 16,255. 4 millones de pesos, 10.2% más que el año previo, a pesar de que el volumen de operaciones registró una baja de 0.6%, al pasar de 45,277 millones a 44,990 millones de toneladas.

Los resultados, dijo la filial de Grupo México, fueron consecuencia de una mezcla de "mejores tarifas y aumento de algunos tráficos", incluyendo los internacionales facturados en dólares.

El impulso de la industria automotriz registrado en 2011 permitió que los corredores para transportar vehículos terminados, autopartes y materiales de Silao, Aguascalientes, Torreón y Ciudad Juárez al oeste de Estados Unidos incrementaran sus operaciones.

Sin embargo, las utilidades de Ferromex disminuyeron 1.4% y pasaron de 4,268.1 millones de pesos a 4,210.2 millones de pesos durante el periodo referido como consecuencia del incremento en sus costos operación.

Por ejemplo, el precio del diesel tuvo un incrementó del 11%, al pasar de 7.31 pesos el litro al cuarto trimestre del 2010 a 8.12 pesos en el mismo lapso, ajuste que representó a la empresa ferroviaria 487.3 millones de pesos.

Además se tuvieron gastos mayores en los conceptos de: servicio de conexión y terminal, arrendamiento de equipos de arrastre y policía y vigilancia, que representaron 130.2, 76 y 75.3 millones de pesos respectivamente.

El pasado 26 de enero, la empresa que cuenta con una red de más de 8,000 kilómetros, 565 locomotoras y más de 14 mil carros en México firmó un convenio de colaboración con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y el gobierno de Colima con el objetivo dar cumplimiento a diversas obras de infraestructura en Manzanillo, que es uno de los mercados relevantes en su negocio.

Los representantes de la ferroviaria acordaron "evitar el paso de vehículos con gas y otras cargas en la zona urbana, en aras de una más segura y sustentable convivencia con el puerto. Por su parte, las autoridades se comprometieron a desarrollar durante 2012, dos pasos a desnivel a fin de que los tráficos de autotransporte procedentes de terminales de gas y de la termoeléctrica, no atraviesen por las vías de la terminal", se informó.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx