La farmacéutica china Sinovac avanza con la evaluación de terrenos para construir una fábrica de vacuna en Chile que, de concretarse, podría estar lista para el primer trimestre del 2022.

El proyecto avanza en momentos en que el país sudamericano trabaja en un rápido y masivo programa de inoculación que se ha sustentado en la vacuna desarrollada por la firma asiática.

Una delegación de ejecutivos de Sinovac ha estado esta semana en reuniones con autoridades y visitando posibles lugares tanto en torno a la capital como en el norte del país.

"Esta es una inversión que podría llevarse a cabo muy rápidamente y que haría que la planta, que va a ser de alto nivel tecnológico, podría estar operativa en el primer trimestre del próximo año", dijo el ministro de Economía, Lucas Palacios, durante una visita de la delegación a la norteña ciudad de Antofagasta.

El funcionario explicó que la instalación proyectada produciría una 50 millones de dosis anuales de vacunas y que además de CoronaVac para el Covid-19, podría elaborar otras fórmulas para la hepatitis B, la influenza y otras enfermedades.

Se espera que Sinovac tome pronto una decisión sobre la instalación, que se enfocaría no solo en atender la demanda del mercado chileno sino también del resto de la región.