La resolución de CFC debilita la competencia en un sector clave para el desarrollo de México, donde la dependencia ha declarado a una empresa como dominante en este sector consideró el Grupo Televisa, que anunció que la comisión antimonopolio no le autorizó la compra de 50% de Iusacell.

En un comunicado, Televisa dijo que por tres votos a favor y dos en contra, la Comisión Federal de Competencia negó su solicitud de conversión de su deuda en Iusacell a capital.

Según la resolución de la CFC, los dos comisionados que votaron en contra de la operación consideraron que la participación de Televisa como accionista en Iusacell podría lograr una mayor eficiencia en el funcionamiento del mercado de telefonía móvil, lo que incidiría favorablemente en el proceso de competencia en ese mercado.

Además, los comisionados también indicaron que los posibles efectos contrarios a dicho proceso en otros mercados pudieron prevenirse mediante condiciones específicas impuestas por la CFC.

La ley prevé diversas alternativas legales, incluyendo entre otras, el recurso de reconsideración ante la CFC el cual requiere que la dependencia evalúe la propuesta de Televisa sobre la base de nuevos elementos que pueda aportar en respuesta a la decisión presentada por Comisión este miércoles .

Como parte de la transacción anunciada el 7 de abril de 2011, al cuarto trimestre de 2011 Televisa completó su inversión de 1.6 mil millones de dólares en Iusacell, de los cuales 37.5 millones de dólares se invirtieron en capital y 1,565 millones de dólares en deuda convertible de Iusacell.

La deuda tiene una tasa de 2.0% y la fecha de conversión es en, o antes de, diciembre de 2015.

Televisa indicó que Iusacell ya comenzó a invertir los recursos recibidos con el propósito de fondear su plan de negocios, expandir su infraestructura y crecer la base de clientes.

DECISIÓN FRENA COMPETITIVIDAD

El Grupo Televisa dijo que la resolución de CFC debilita la competencia en un sector clave para el desarrollo de México, donde los costos de servicios de voz y datos móviles son de los más altos entre los países desarrollados a nivel mundial.

Recordó que organizaciones internacionales como la OCDE atribuyen esto a la falta de competencia en la industria de telecomunicaciones en México y a la dominancia de una sola compañía que cuenta con una participación de mercado del 80% en telefonía fija y 70% en telefonía móvil.

De acuerdo con estas organizaciones, la falta de competencia ha afectado significativamente el nivel de adopción de estos servicios y el desarrollo de infraestructura de telecomunicaciones en México. Como resultado, estiman que la economía mexicana pierde 2.2% del producto interno bruto cada año, impactando así el bienestar de la población , citó el grupo de medios.

apr