Standard & PoorÆs (S&P) anunció que las calificaciones de Grupo Televisa no se ven afectadas por la decisión de la Comisión Federal de Competencia (CFC) de rechazar la conversión de deuda de Iusacell.

Dijo que a pesar del rechazo, que podría evitar que incursione en el mercado inalámbrico sin tener que construir su propia red, no se afecta el perfil de negocio de Televisa, pues ya participa en el mercado de telecomunicaciones a través de la propiedad de algunas compañías de cable, afirmó.

S&P descartó un cambio en el perfil de riesgo financiero moderado de Televisa, "ya que la liquidez de la compañía es suficiente para mantener su inversión en Iusacell y para continuar cubriendo sus obligaciones de servicio de deuda".

La calificadora de riesgo crediticio comentó que hay un cambio en la política financiera de Televisa, que se refleja en su constante búsqueda de oportunidades de crecimiento en los sectores más amplios de telecomunicaciones y medios de comunicación.

Ejemplo de ello, dijo, son sus inversiones en la transmisora de televisión de Estados Unidos Univision Communications y la compañía mexicana de televisión por cable, Cablemás, que han requerido significativos flujos de efectivo.

S&P destacó además que Iusacell es un participante pequeño, con una participación de mercado de 4% y que afronta una fuerte competencia de empresas de telecomunicación inalámbrica más grandes y con mayor experiencia, principalmente de América Móvil y Telefónica.

El 7 de abril de 2011, Grupo Televisa anunció el acuerdo al que llegó con Grupo Iusacell de invertir 37.5 millones de dólares en capital y mil 565 millones en deuda convertible en Iusacell.

La conversión de deuda estaba sujeta a la aprobación regulatoria, la deuda devenga un cupón de 2.0% y tiene fecha de conversión antes o en diciembre de 2015. Televisa mantiene una calificación en escala global de BBB+/Estable y en escala nacional de mxAAA/Estable.

IUSACELL TIENE 30 DÍAS PARA INTERPONER RECURSO

La Comisión Federal de Competencia (CFC) concluyó el proceso de notificación a Televisa-Iusacell sobre la negativa de concentración que resolvió el pasado 24 de enero, con lo cual ya estaría en posibilidad de pronunciarse públicamente sobre el expediente, aseguró Iusacell.

El director de cumplimiento regulatorio de la telefónica, Eduardo Ruiz Vega dijo a Notimex que "ya estamos notificados todos, ya todos recibieron lo que tenían que recibir".

Subrayó que la negativa de la CFC fue "simple y llana" por lo que los escenarios que se tienen una vez que se interponga el recurso de reconsideración ante la Comisión son:

  • Ratificación de la negativa
  • Modificar su resolución a un sentido favorable
  • Aprobación condicionada

"Tenemos 30 días hábiles para interponer este recurso legal administrativo ante la comisión", plazo que empezó a correr desde ayer para el caso de Iusacell, ya que es un día después de que se recibió la notificación, precisó.

Con la notificación entregada el jueves a Grupo Televisa, se concluyó el requisito establecido en el último párrafo del Artículo 31 bis de la Ley Federal de Competencia que señala que la CFC y todos sus funcionarios están imposibilitados para pronunciarse públicamente sobre el expediente, hasta que la resolución del pleno se notifique a los agentes económicos involucrados.

Sin embargo, fuentes del órgano antimonopolios señalaron que el proceso no ha culminado, ya que todavía no se termina de notificar a las partes involucradas, pero una vez que se concrete el trámite, la Comisión se pronunciará públicamente al respecto.

APR / Con información de AFP y Notimex