La Comisión Federal de Competencia (CFC) tiene como plazo máximo hasta el próximo 7 de febrero para notificar a Televisa y a Iusacell con respecto a la solicitud de compra de acciones por parte de la primera a la firma de telefonía.

Antes de que concluyera el año pasado, la CFC -luego de tres requerimientos de información a Iusacell y Televisa- pidió una ampliación de plazo de 30 días, mismos que vencen a principios de febrero, para analizar el tema.

Ayer, la CFC en sesión de pleno discutió, durante más de seis horas, la solicitud de Televisa de comprar 50% de las acciones de Iusacell.

A partir de que la CFC tomó una resolución inicia la elaboración de las notificaciones, que puede llevarse entre 24 y 72 horas hábiles, máximo cinco días, aunque en este caso tiene un plazo mayor debido a la prórroga concedida.

Sin embargo, por la importancia del tema es posible que la notificación se dé en un plazo menor , dijeron fuentes de la CFC.

Francisco Borrego, abogado de Iusacell, dijo que la empresa confía en que la CFC no agotará el plazo y deberán ser notificados a la brevedad.

Mientras se notifique antes del 7 de febrero, fecha en la que se vence la prórroga de 30 días, de lo contrario aplicaría la afirmativa ficta, aunque no creemos que sea el caso .

Cristina Massa, comisionada de la CFC, destacó que el Presidente del órgano antimonopolios, Eduardo Pérez Motta, tiene el voto de calidad en caso de empate y que los cinco comisionados están en condiciones de votar.

Los comisionados de la CFC hemos escuchado a todas las partes en el asunto Grupo Televisa-Iusacell, a terceros interesados y responsables de la sociedad civil , escribió en su cuenta de Twitter.

En abril de este año, Televisa dio a conocer que con una inversión de 1,600 millones de dólares en Grupo Iusacell adquiriría 50% de las acciones de la firma celular en capital social.

Por otra parte, Grupo Televisa declinó opinar con respecto al tema hasta en tanto no conozca la resolución de la CFC. La Comisión resolvió ayer la solicitud de la televisora y especificó que, según la ley de competencia, ésta y todos sus funcionarios están imposibilitados para pronunciarse públicamente sobre el expediente hasta que la resolución del pleno se notifique a los agentes económicos involucrados.

Diversas voces se han alzado referente a dicha concentración, algunos han pedido a la CFC que niegue la operación por considerarla una amenaza para la competencia; en cambio, otras voces con el mismo argumento piden que se dé luz verde; mientras que Dish indicó al órgano antimonopolios que la autorización debe ir acompañada de la regulación de los contenidos, algunas condicionantes como la provisión de canales de televisión abierta sin discriminación.

[email protected]