Los fabricantes de fórmulas infantiles en México firmaron un acuerdo de autorregulación con autoridades de la Secretaría de Salud (SS) donde se establece un nuevo marco de competencia para la industria, que incluye políticas y lineamientos en materia de promoción y prácticas de comercialización.

El convenio denominado Código de Ética, Transparencia y Buenas Prácticas de Comercialización y Publicidad de los Sucedáneos de la Leche Materna o Humana para Lactantes, firmado por autoridades de las empresas integrantes de la Comisión de Fabricantes de Fórmulas Infantiles (CFFI), perteneciente a la Cámara Nacional de Industriales de la Leche (Canilec), estipula la realización de auditorías anuales, y establece mecanismos para la denuncia de particulares.

Fabrice Salamanca, director general del Consejo de Ética y Transformación de la Industria Farmacéutica (Cetifarma), órgano integrante del Consejo de Salubridad General (CSG), explicó a El Economista que dicho código tiene la finalidad de poder hacer públicos los reportes anuales de Cetifarma sobre el resultado de las empresas en el monitoreo que se estará realizando, y en caso de incumplir, existirán sanciones que van desde amonestaciones privadas, públicas, multas y suspensiones. Algo que anteriormente no se realizaba.

NOTICIA: Potencial del mercado para bebés seduce a extranjeras

Cetifarma implementará un monitoreo aleatorio visitando farmacias, verificando que no haya publicidad en punto de venta dirigida a las mamás para fórmulas de 0 a 12 meses; se visitarán consultorios para verificar que no haya regalo de muestra médica; y se verificará la publicidad que se está pautando en la televisión.

La firma de este Código es un hecho sin precedente en América Latina. Por primera vez, una entidad autónoma como Cetifarma constatará el cumplimiento de prácticas éticas en la comercialización de sucedáneos de la leche materna , afirmó Juan Carlos Pardo, presidente de la Canilec.

Pablo Kuri Morales, subsecretario de promoción y prevención de la Secretaría de Salud, destacó que del 2012 al 2015 se logró incrementar en 30% la lactancia materna en el país, situación que todavía no causa impacto en la industria de sucedáneos de leche materna, refirieron Cámara Nacional de Industriales de la Leche (Canilec) y Cetifarma.

NOTICIA: Deshidratadora de leche en Jalisco comenzará a operar

"El mercado ha estado estabilizado y es obvio que entre más mujeres se apeguen a la lactancia materna el consumo en inicio se reducirán, pero no es un sustituto por el otro, la clase baja y media baja no la compra y lo sustituye con productos inadecuados como jugos", comentó el director ejecutivo de Cetifarma.

Como firmantes del Código de Ética participaron el Presidente de la Cámara Nacional de Industriales de la Leche (Canilec), Juan Carlos Pardo; el Presidente de la Comisión de Fabricantes de Fórmulas Infantiles (CFFI), Fabrice Salamanca; y el Director General del Consejo de Ética y Transparencia de la Industria Farmacéutica (Cetifarma), Juan Francisco Millán Soberanes.

*Perspectivas de cierre

La industria láctea del país espera mantener el crecimiento del 2% que ha mantenido en los últimos años, apoyado en un consumo que se ha mantenido estabilizado.

NOTICIA: Impulsan el desarrollo de productores lecheros

"Hay un crecimiento moderado, un año en el que no existió decrecimiento y lo que debemos de procurar es eso, aprovechar lo que significa la leche como un alimento completo", dijo a El Economista José Carlos Pardo Bejarano, presidente de Canilec.

De acuerdo con datos de Euromonitor, el mercado de lácteos en México alcanzó un valor de 48,132.8 millones de pesos al 2015, de los cuales alrededor de 20,000 millones de pesos corresponden a la industria de fórmulas lácteas, indicó Fabrice Salamanca.

[email protected]

mfh