Los principales fabricantes de automóviles reportaron este lunes ventas de vehículos nuevos mejores a las esperadas en mayo en Estados Unidos y la primera alza mensual de 2019, porque una economía sólida y la confianza del consumidor impulsaron la demanda.

Las ventas de vehículos nuevos en Estados Unidos hasta abril habían caído un 3%, lo que generó expectativas de un año más difícil para los fabricantes de automóviles, por lo que se esperaba que las ventas de mayo permanecieran débiles.

La preocupación por una baja se profundizó por las recientes amenazas del presidente Donald Trump de imponer nuevos aranceles a las importaciones mexicanas.

El analista de Cox Automotive, Charlie Chesbrough, dijo que las cifras de mayo fueron "una reversión total de un lento abril", y agregó que "no se puede negar que muchos de los indicadores económicos respaldan las fuertes ventas", incluida la alta confianza del consumidor, la estabilización de las tasas de interés y el bajo desempleo.

Fiat Chrysler Automobiles NV (FCA) reportó un alza de 2.1% de sus ventas y Toyota de un 3.2 por ciento. GM y Ford sólo informan de su desempeño trimestral.

Se espera que las ventas de automóviles en Estados Unidos caigan un 2.5% este año a unas 16.9 millones de unidades, respecto de 2018, según consultores sectoriales JD Power y LMC Automotive.