El fabricante británico de coches de lujo Bentley anunció este viernes que va a recortar 1,000 puestos de trabajo, es decir una cuarta parte de su personal, debido a la caída en su actividad provocada por la pandemia de coronavirus.

La marca de lujo, que emplea a 4,000 personas en el Reino Unido y pertenece al grupo alemán Volkswagen, afirmó en un comunicado que propuso a sus empleados partidas voluntarias y no descarta la posibilidad de más despidos.

Debido al confinamiento decretado para luchar contra la pandemia de coronavirus, las ventas de automóviles nuevos en el Reino Unido cayeron en mayo un 89% interanual, su peor resultado desde 1952, según informaron el jueves los responsables del sector.

El fabricante de coches de lujo Aston Martin anunció el jueves la supresión de 500 puestos de trabajo en el marco de una reestructuración.

La semana anterior, McLaren, conocido por sus bólidos de F1, aseguró que se dispone a suprimir 1,200 puestos de trabajo, una cuarta parte de su plantilla, debido al impacto de la pandemia en sus actividades.