FEMSA, embotelladora y minorista mexicana con presencia en Centroamérica, anunció este viernes en un comunicado que pagará al sistema tributario de México casi 400 millones de dólares para "finalizar diferencias" de criterios sobre sus operaciones financieras en otros países.

La empresa, embotelladora del refresco Coca-Cola, acordó con el Servicio de Administración Tributaria de México (SAT) "finalizar diferencias de interpretación que existían sobre impuestos pagados en el extranjero sin recurrir a instancias judiciales" con el pago de 8,790 millones de pesos, equivalentes a 396.4 millones de dólares, de acuerdo con un comunicado que envió a la Bolsa Mexicana de Valores.

El pago se verá reflejado en sus estados financieros durante el segundo trimestre del 2020, añadió sin dar más detalles FEMSA, dueña también de la cadena de tiendas Oxxo.

El lunes la rama de Walmart en México reportó otro acuerdo similar con el SAT para el pago de 357 millones de dólares de tributos pendientes que tenía la unidad local del gigante minorista estadounidense, con el objetivo de "concluir asuntos fiscales sustanciales".

Al día siguiente, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que "hay otras empresas con adeudos que se están poniendo al corriente, por eso no se nos cae la recaudación".

El mandatario añadió que al evitar la caída de la recaudación fiscal es posible pagar al personal médico, comprar medicinas y equipos además de financiar el gasto social que requiere la atención de la emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19.

La secretaría de Hacienda reportó este viernes que en el acumulado anual, de enero a abril, la recaudación tributaria del gobierno creció 5.6%, en comparación con el mismo periodo de 2019.

Sin embargo, en abril de este año el cobro de impuestos cayó 15.3%, frente al mismo mes del año pasado, reflejo de los efectos de la pandemia, argumentó Hacienda.