Ante casi 700 representantes de la Iniciativa Privada del continente, el presidente de México, Felipe Calderón, criticó las medidas proteccionistas de los gobiernos y puso como ejemplo el bloqueo en el sector automotriz, el cual, dijo, es absurdo.

Las declaraciones las expresó el viernes en la Cumbre Empresarial de las Américas y luego de que Brasil y Argentina reprocharan la exportación a sus países de los automóviles provenientes de México y tras la amenaza de Argentina de vetar este tipo de carros.

En lugar de estar protegiendo y que no me vendan el coche que produce aquel, lo cual es absurdo, lo que tienen que hacer es cómo puedo vender yo las bandas del motor , ejemplificó tras comentar que el principal factor de comercio en el mundo es el de bienes intermedios (middle products).

Lo que deberían de hacer los países en lugar de bloquear el avance de un producto que puede tener calidad es fomentar la competitividad, comentó enseguida.

Para mí es vital un acuerdo de libre comercio con Brasil, por ejemplo. Desgraciadamente, lo que estamos encontrando, más bien, es una tendencia, una presión interna al revés. Esperamos que eso se revierta, porque lo necesitamos los dos , sentenció.

NO ES LA RUTA DEL DESARROLLO

El Mandatario mexicano aseveró que el proteccionismo, la estatización o la expropiación no son la solución al crecimiento económico.

Ante los empresarios de firmas globales, entre ellos representantes de PepsiCo., TV Azteca, Femsa y Bank of Nova Scotia, entre otros, Calderón se pronunció en favor de quitar los obstáculos al comercio, pues la actividad beneficia a consumidores e Iniciativa Privada.

tania.rosas@eleconomista.mx