La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) arrestó a un ejecutivo de la automotriz alemana Volkswagen AG por cargos de conspiración para cometer fraude en Estados Unidos, informó este lunes el diario New York Times.

Oliver Schmidt, que dirigió la oficina de cumplimiento de regulaciones de la empresa en Estados Unidos desde el 2014 a marzo del 2015, fue arrestado el sábado por investigadores federales en Florida, afirmó el diario, citando a personas familiarizadas con el tema.

En septiembre del 2014, la firma admitió haber instalado programas informáticos secretos conocido como "dispositivos de derrota" en 475,000 automóviles diésel de 2.0 litros en Estados Unidos para manipular pruebas de emisión de gases y hacerlos parecer más limpios.

En realidad, los vehículos emitían hasta 40 veces los niveles de contaminación permitidos legalmente.

Volkswagen se negó a hacer declaraciones sobre el arresto y el FBI no estaba disponible de inmediato para comentar.

Se prevé que Schmidt comparezca ante la corte en Detroit el lunes, según publicó el NYT.

Altos funcionarios de Volkswagen no asistirán a la Feria del Automóvil de Detroit, que tendrá lugar esta semana.

La noticia es publicada en momentos en que Volkswagen estaba cerca de llegar a un acuerdo para resolver acusaciones criminales y civiles por su manipulación de los motores diésel, medidas cruciales para superar el escándalo, que le ha costado miles de millones de dólares y su reputación.

A las 11:50 GMT, las acciones de Volkswagen subían más de 5%, a 144.25 euros, por expectativas de un acuerdo, mientras que el índice de acciones líderes de Alemania DAX perdía 0.5 por ciento.

erp