El productor estadounidense de hidrocarburos ExxonMobil dio a conocer el miércoles que una mezcla de agua y petróleo se derramó en el Atlántico Norte, desde la plataforma Hibernia situada próximo a la isla canadiense Terranova, formando una mancha de unas dos hectáreas.

"Esta mañana (miércoles) se derramó una mezcla de agua y petróleo de uno de los tanques de la plataforma", indicó en un comunicado HMDC, el consorcio que opera Hibernia, en el que ExxonMobil tiene 33%, junto con Chevron (27%) , Suncor (20%) y Equinor (antes Statoil 5%).

Después de mantener las operaciones de la plataforma inicialmente, se decidió al final del día "detener la producción de manera temporal y proactiva", anunció Scott Sandlin, presidente del consorcio.

HMDC abrió una investigación y "busca determinar el volumen de petróleo que fue liberado", agregó el consorcio en su nota, señalando que las estimaciones preliminares han indicado que la mancha de 20 metros de ancho por 900 metros de largo se está disipando.

La plataforma Hibernia, situada a 315 kilómetros al este de San Juan de Terranova, está en actividad desde 1997. El yacimiento que es explotado por bombeo submarino, tiene reservas estimadas de 1,200 millones de barriles de petróleo.

Según el consorcio, se trata de un incidente "aislado" y "todo el personal de la plataforma está seguro".

Contactada por la AFP para conocer la dirección que ha tomado la mancha de petróleo y si había riesgo para la fauna en está zona donde desovan las ballenas, ExxoMObil se negó a hacer comentarios.