Las ventas externas de Colombia siguen sin levantar cabeza. Durante septiembre, las exportaciones continuaron en terreno negativo y se redujeron 43.4% al llegar a 2,867 millones de dólares, mientras hace un año en ese mismo mes se vendieron 5,069 millones de dólares.

La crisis del sector minero-energético sigue afectando al comercio exterior. Según el boletín publicado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), las exportaciones de combustibles y productos de las industrias extractivas tuvieron una contracción de 58.6%, principalmente, por la reducción en las ventas de petróleo y de hulla, coque y briquetas.

La misma tendencia también se dio en los sectores de manufacturas y del agro. Durante septiembre, en el primero, las ventas externas disminuyeron 15.6%, principalmente, porque hubo menos exportaciones de plásticos en formas primarias; ferroníquel y vehículos de carretera. Pese a este comportamiento, el Dane resaltó que los productos químicos tuvieron una variación positiva de 48.5 por ciento.

En el segundo sector aunque la caída es menor también se mantiene una tendencia en terreno negativo. En septiembre, se pasaron de vender 630.8 millones de dólares el año pasado a exportar 625,4 millones de dólares este año. Este resultado se debió a que hubo menos ventas externas de artículos de confitería preparados con azúcar, pescado congelado, entre otros.

Al igual que sucedió en los productos químicos, en este sector es el café sin tostar el que saca la cara al tener una variación positiva de 15.6 por ciento.

Según el DANE, durante los primeros nueve meses del año, las exportaciones se redujeron 34.9% al pasar de 42,930.6 millones de dólares a 27,962.6 millones de dólares.