La exportación de aguacate a Estados Unidos trae ganancias anuales que superan los 1,500 millones dólares, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), tras señalar que 64% proviene de las cosechas de micro y pequeños productores, quienes cultivan en 27,712 huertos menores a 10 hectáreas.

Para cubrir la alta demanda de aguacate,  41% de la producción es cultivada por productores propietarios de menos de cinco hectáreas en 17,753 huertos, mientras que el 23% lo cosechan agricultores de pequeña escala en 9,959 huertos, con superficies de entre 5.1 y 10 hectáreas.

Tan sólo en el municipio de Tancítaro, el mayor productor de aguacate del país, existen 6,458 huertos en una superficie de 23,691 hectáreas, lo que en promedio resulta en unidades de producción menores de cuatro hectáreas.

Del resto de la producción, 19% corresponde a medianos productores que cultivan en 8,227 huertos de entre 10.1 a 20 hectáreas, mientras que el 17% es cultivado en 7,361 huertos de más de 20 hectáreas.

Para cumplir con los estándares de sanidad e inocuidad que exige el mercado estadounidense, los agricultores y empacadoras, integrados en la Asociación de Productores y Exportadores de Aguacate de México (APEAM), trabajan de la mano con el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) y la Agencia de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal (APHIS, por sus siglas en inglés) del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

“Los envíos de aguacate hacia Estados Unidos representan el ejemplo más exitoso de colaboración binacional entre las autoridades sanitarias de cada país, los productores y las empacadoras mexicanas, con un volumen de exportación de más de 1 millón 200,000 toneladas anuales y ganancias superiores a 2,500 millones de dólares.