Gracias a la actividad exploratoria que se ha realizado este año, Petróleos Mexicanos (Pemex) incorporará reservas probadas y probables (2P con 50% de factibilidad comercial) por alrededor de 12% del registro actual o 2,000 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, además de reservas probadas por 200 millones de barriles, que implicarían un crecimiento de 2.5% en este rubro, según el director general de la empresa, Octavio Romero Oropeza.

“Vamos a incrementar las reservas 2P, en 2,006 millones de barriles al terminar el año, y ya tenemos confirmados prácticamente 1.6 millones de barriles hasta el momento”, aseguró en la conferencia presidencial.

Las reservas 2P documentadas por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) al 1 de enero de 2019 ascendieron a 15,836 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, con lo que este incremento dejaría a las reservas del país todavía en alrededor de 2,000 millones de barriles por debajo de las reservas certificadas del 2017.

Con un total de 52 pozos perforados en 2019, en contraste con los 19 que se realizaron el año pasado y con los 24 del 2017, además de proyectos de recuperación secundaria, esta incorporación de reservas será superior en 71% a la que reportó la empresa el año pasado en el rubro 2P, que fue de 1,170 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Además, se tendrá un repunte en la reserva 1P debido al incremento en la actividad de perforación de pozos, actividad exploratoria y el desarrollo de campos, además de procesos de recuperación secundaria para aumentar el factor de recuperación.

Según la exposición presentada en Palacio Nacional, de una reserva probada de 7,000 millones de barriles de petróleo crudo equivalente consolidada al 1 de enero de 2019, se pasará a 7,200 millones equivalentes al arrancar el próximo año.

Con estas métricas, las proyecciones de Pemex son llegar a 7,600 millones en 2021, a 8,000 millones de barriles en 2022, a 8,400 millones de barriles en 2023, y cerrar el sexenio con un nivel de reservas probadas (con una factibilidad comercial de 90%), de 8,800 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Sin embargo, en el ejercicio de consolidación de reservas que por ley presenta la CNH con la certificación de terceros, las reservas 1P al 1 de enero de 2019 ascendieron a 7,897 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, lo que incluyó una reserva marginal de 76 millones de barriles de operadores privados en asociación con la estatal, mientras que la discrepancia con las cifras presentadas por Pemex indicaría que se reasignarían reservas entre los rubros 1P, 2P y 3P, para llegar a estos volúmenes.

[email protected]

erp