La Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), lamentó los hechos en los que desafortunadamente se perdieron vidas humanas en días pasados y externó su preocupación por el tránsito de vehículos de carga fuera de los límites que establece la Norma de Peso y Dimensiones vigente.

Ante las acusaciones que han hecho la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga y la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos de que han impedido se realicen ajustes a la norma 012, por no convenir a sus intereses, la organización que agrupa a empresas como Femsa y PepsiCo, entre otras, analizó los datos y hechos derivados de las primeras investigaciones en los accidentes estableciendo una relación directa de las causas con errores humanos y en uno de los casos, con las malas condiciones físico-mecánicas del vehículo .

Por esta razón, su comité de seguridad descartó el desprendimiento previo a los impacto del segundo remolque como causa determinante de los accidentes, los llamados fulles.

En un comunicado, su presidente, Javier Altamirano, rechazó los comentarios que han hecho algunas organizaciones empresariales por los supuestos riesgos que los fulles representan para la seguridad de las personas en las carreteras y por lo mismo la urgente necesidad de modificar la norma 012.

El verdadero fondo de los lamentables accidentes coincide con las cifras oficiales que señalan que el 72% de los accidentes es por un factor humano y condiciones de los vehículos, por lo que se debe promover la capacitación de los operadores y las condiciones físicas y mecánicas de los vehículos , agregó.

empresas@eleconomista.com.mx