En una llamada con inversionistas, Andrés Conesa, CEO de Aeroméxico, dijo que de acuerdo con predicciones internas, sus seis aviones Boeing 737 MAX podrían volver al servicio en junio de este año.

“Actualmente no estamos considerando al MAX en nuestros planes operativos para este mes, abril y para mayo. Nuestras predicciones de planeación interna señalan que los aviones MAX iniciarán a operar servicios para junio”, señaló el presidente de Grupo Aeroméxico.

Tras la puesta temporal en tierra de los MAX, la aerolínea mexicana llevó a cabo un plan de reestructuración que incluyó la reactivación de dos Boeing 737-700 (que habían salido de circulación en enero), con el objetivo de aminorar el impacto. Sin embargo, tuvo una pérdida aproximada de 200 millones de pesos durante el mes de marzo.

Asimismo, Andrés Conesa refirió que la aerolínea tuvo una pérdida operativa por 377 millones de pesos en el periodo correspondiente al primer trimestre del 2019, una reducción de 2.3% de su margen operativo y una reducción de 3% en su capacidad.

Cabe destacar que las estimaciones de la aerolínea sobre el regreso de las aeronaves no es oficial y aún están a la espera de que Boeing y la Administración Federal Aviación (FAA) den indicaciones al respecto.

“No hay ninguna información oficial, ni de la FAA ni de Boeing, en la que se diga la fecha en la que volverán a operar los MAX. Tenemos que estar muy atentos a lo que digan y tenemos que ser muy respetuosos, porque no tenemos ninguna fecha, pero nosotros calculamos que en junio podría ser posible volar nuestros seis aviones”, dijo un portavoz de Aeroméxico.

Aunque Boeing ya tiene lista la actualización del software Maneuvering Characteristics Augmentation System (MCAS), incluido en sus aviones MAX 8 y 9, que es una de las causas probables de los accidentes ocurridos en meses pasados, actualmente los operadores de estos aviones en todo el mundo están a la espera de la certificación de las aeronaves para que éstas puedan volver a alzar el vuelo. Pero hasta que eso no pase, seguirán en tierra. Las aeronaves fueron puestas temporalmente en tierra en todo el mundo, después de que dos aeronaves MAX 8, una de la aerolínea indonesia Lion Air y otra de la etíope Ethiopian Airlines, sufrieran accidentes con características similares.

Para diciembre de este año, Aeroméxico espera recibir siete aviones adicionales de la familia MAX: cuatro MAX 8 y tres MAX 9, para contabilizar un total de 13 aviones 737 MAX en su flota.