Los 10 contratos de licencia para exploración y extracción de petróleo en aguas profundas del Golfo de México podrán tener una duración de hasta 50 años, el doble que las licitaciones anteriores. En éstos, el gobierno mexicano espera inversiones por hasta 4,400 millones de dólares por campo, con lo que la inversión de los privados llegaría a 44,000 millones de dólares entre el 2017 y el 2067.

Lourdes Melgar, subsecretaria de Hidrocarburos, de la Secretaría de Energía, explicó en conferencia que se espera una inversión de 4,400 millones de dólares por contrato, en el escenario más optimista. Por fin, llegó el otoño , aseveró la funcionaria, respecto de la publicación de esta convocatoria tan esperada, que se había pospuesto en varias ocasiones y que contiene recursos 22% superiores a los que se pusieron a concurso en las tres convocatorias anteriores en conjunto.

Los recursos prospectivos (que no son reservas, ya que no se ha invertido en su exploración y desarrollo) que se ponen a concurso suman un total de 3,557 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, con campos que van desde 273 a 1,439 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

La superficie total de los 10 contratos es de 8,218 kilómetros cuadrados, ya que los campos miden desde 1,678 hasta 2,976 kilómetros cuadrados. El campo de mayor extensión licitado hasta ahora contó con 500 kilómetros cuadrados en aguas someras, además de que un solo campo, el de menor tamaño en esta cuarta convocatoria, tiene una extensión del doble de todos los campos adjudicados en campos terrestres.

Sobre las fechas de la licitación, se estableció que el 6 de enero se abrirá el cuarto de datos por un periodo de nueve meses y hasta entonces se definirá la fecha de adjudicación, para la que tendrán que pasar por lo menos 90 días, por lo que estos contratos serán adjudicados por lo menos en enero del 2017.

Las empresas podrán participar en lo individual y en consorcio aunque en el mundo, ninguna empresa participa sola en este tipo de recursos, dado el enorme riesgo financiero, geológico y ambiental que conllevan y en esta ocasión, las empresas podrán participar en más de un consorcio, pero no presentar ofertas en dos consorcios distintos para un mismo contrato.

Requisitos más rígidos

Los operadores de los contratos deberán participar con al menos 30% de las garantías y el capital contable obligado por licitante, que será de 2,000 millones de dólares o 10,000 millones de dólares en activos totales. También deberá probar experiencia en al menos un campo con tirante de agua superior a 1,000 metros de profundidad en los últimos cinco años, y en proyectos con inversiones equivalentes a 2,000 millones de dólares.

La fórmula para el criterio de adjudicación contendrá la regalía adicional establecida, que Hacienda publicará antes del evento de adjudicación, junto con compromisos de perforación de pozos exploratorios que cuestan 1,500 millones de dólares para ponderar las ofertas.

[email protected]