Mientras que Telcel acusa que el diseño de las bases de licitación de la banda de 2.5GHz, que lleva a cabo el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), desincentivó una mayor participación en el proceso y que la banda de 700MHz, en la que opera la red compartida, está mal aprovechada, Altán le apuesta a tener un modelo de tarifas y servicios que les resulten atractivo contratar, incluso a sus competidores de gran tamaño.

Alejandro Cantú, director de asuntos jurídicos de Telcel dijo que “se han hecho esfuerzos importantes en México por liberar espectro, no hay peor espectro que el que está en el cajón y no se está usando o el que está asignado y no se está explotando adecuadamente”.

Destacó que, valdría la pena repensar algunas políticas, “reconozco el esfuerzo de poner más espectro en el mercado, pero reglas como las que están lanzado en la licitación (de 2.5GHz) hacen que el espectro no se utilice y debemos esperar otro tiempo para usarlo; fue un tema de diseño.

En tanto, que de la banda de 700MHz, dijo que Telcel da la bienvenida a la competencia, incluso le desea éxito a Altán, “pero claramente hay un espectro que no se está usando a su máxima capacidad y que pudo haber reglas más flexible para que la propia red compartida pudiera hacer que participen otros operadores en el espectro que concesionado”.

Fernando Bellido, Director de Despliegue de Altán dijo que, al tener un modelo mayorista, el reto es que “nuestras tarifas les sean atractivas a los operadores actuales para que contraten nuestros servicios en lugar de desplegar infraestructura”.

Anteriormente, Daniel Hajj, director general de América Móvil, dijo que la compañía no considera usar los servicios del nuevo concesionario, Altán Redes. “Será un nuevo competidor, pero no creo que usemos a Altán Redes. Tenemos buena cobertura, buena red”.

Para Jorge Álvarez Hoth, ex subsecretario de Comunicaciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) la Red Compartida fue una iniciativa novedosa y hay que impulsarla, “que se logre la inversión planteada pues es dinero serio el que se está invirtiendo y quien ganó la licitación es un grupo que merece seriedad en cuanto a su perfil y capacidad ejecutiva, si ya está ahí, más nos vale que funcione, de lo contrario sería un grave error haber lanzado esa red y que no resulte exitosa”.

De la banda de 2.5GHz, para servicios móviles, que licita el IFT, únicamente van dos concursantes. Inicialmente hubo cinco interesados, pero sólo un par de éstos entregaron información al regulador.

Cjescalona.eleconomista.com.mx