El incremento de las conexiones aéreas desde Argentina, Colombia y Estados Unidos contribuyó al nuevo récord que batió en el 2017 el turismo en España, convertida en el segundo destino mundial según el gobierno, anunció la patronal del sector.

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, anunció que el país recibió en el 2017 a 82 millones de turistas internacionales, casi 7 millones más que el año anterior.

Según él, España es ya el segundo destino turístico mundial, por delante de Estados Unidos y sólo por detrás de Francia, que espera haber recibido en el 2017 entre 88 y 89 millones. Detrás de este récord anual, el quinto consecutivo, está “el fuerte incremento de la conectividad aérea, especialmente de los mercados de larga distancia”, indicó la patronal del sector, Exceltur.

Concretamente, aumentaron con fuerza los vuelos desde Argentina (22.7%), Colombia (20.7%), Rusia (10.5%) y Estados Unidos (9.5 por ciento). Los dos países latinoamericanos efectuaron el año pasado sendas campañas turísticas de gran calibre en España y fueron muy visibles en la feria turística anual, Fitur, celebrada en enero en Madrid.

Estos turistas, que gastan más que los visitantes europeos (británicos, alemanes y franceses), propiciaron un incremento del ingreso medio por turista de 1.5%, por primera vez desde el 2011, expuso Exceltur. Los ingresos totales el año pasado fueron de 87,000 millones de euros, una cifra también récord y 12.4% superior a la del 2016.

La federación precisó igualmente que el turismo internacional se está dirigiendo a nuevos destinos en el interior de España, lejos de las costas. Según datos de enero a noviembre, las pernoctaciones hoteleras de extranjeros se incrementaron 12% en el interanual en la región de Madrid, 11.7% en Castilla-La Mancha, donde se encuentran atractivos como Toledo y la ruta del Quijote, y 10% en Extremadura.

La región más visitada del país siguió siendo Cataluña, con más de 18 millones de turistas de enero a noviembre, según el ministerio de Energía y Turismo. Sin embargo, el turismo en Cataluña se vio afectado por la agitación causada por el desafío separatista.

EXTREMADURA, UN DESTINO “RESPETUOSO”

Fitur se celebrará en la Ifema del 17 al 21 de enero. Además, el director general de Turismo, Francisco Martín, aseveró en una rueda de prensa celebrada este jueves, en Mérida (Badajoz), que la región se presentará como la “comunidad con mayor porcentaje de incremento” de visitantes extranjeros con respecto al año anterior.

De esta forma, “un año más”, la región acompañará en esta “cita ineludible con el sector en todos los niveles”, a todos los empresarios, a las instituciones, a los municipios y a las asociaciones vinculadas al sector turístico en todas y cada una de las actividades programadas.

Por otro lado, en relación al stand de Extremadura, el director general de Turismo declaró que éste contará con “más metros cuadrados que el año pasado” y que destacará por “la sencillez y el diseño gráfico”, con imágenes de las ciudades, paisajes, el cielo y el agua de Extremadura.

Según manifestó Martín, Extremadura “puede presumir” de ser uno de los “catálogos monumentales más amplios y diversos de Europa”, con monasterios, murallas, catedrales, conjuntos históricos y bienes de interés cultural. Aseveró que Extremadura como región “lo tiene todo”. (Con información de Expansión)

Turismo español perdió 319 millones de euros en el 2017 por crisis catalana

El turismo español cerró el 2017 con un aumento de la actividad turística de 4.4%, encadenando ocho años consecutivos de crecimiento, que permitieron elevar su contribución a la economía española hasta 11.5%, gracias a 134,000 millones de actividad, según las estimaciones de la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur), en un año récord para España en entrada de turistas y en gasto realizado que lo coloca como segunda potencia mundial turística.

No obstante, la inestabilidad política en Cataluña generó una pérdida de 319 millones de euros de actividad turística en el 2017, restando 0.3 puntos porcentuales del crecimiento del PIB turístico español previsto para el conjunto del año de 4.7 a 4.4%, según Exceltur.

Se trata, por lo tanto, de un impacto muy inferior a las cifras que auguraba Exceltur a mediados de octubre pasado y que oscilaban entre los 1,197 millones de euros menos, de caer 20% la actividad, hasta 1,796 millones, de bajar 30 por ciento.

La crisis catalana produjo un descenso medio de 9.6% de los ingresos turísticos, concentrado en Barcelona, en octubre y noviembre, y de 15%, en diciembre, principalmente por la caída en la demanda en los mercados europeos de proximidad, detalló el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, en una rueda de prensa.

No obstante, aseguró que, pese al proceso independentista en Cataluña y otras adversidades como atentados, huelga en aeropuertos y conflictos laborales, el turismo siguió creciendo en el 2017 de manera notable y se crearon 77,501 nuevos empleos.

Exceltur prevé para el 2018 un nuevo crecimiento del PIB turístico, aunque a un ritmo más moderado que en los últimos dos años, que se sitúa en 3.3% y que podría contraerse hasta 2.8% de reproducirse episodios de tensión en Cataluña, por una nueva situación de inestabilidad política. Ante las expectativas de que persista la inestabilidad, Exceltur anticipa que se verá afectada la inversión y el empleo, con una reducción media de 8.2% del personal de los hoteles.