El Ministerio de Inclusión y Seguridad Social y las organizaciones de autónomos ATA, UPTA y UATAE en España coincidieron en la necesidad de prorrogar hasta el 31 de mayo la prestación extraordinaria por cese de actividad para los trabajadores por cuenta propia afectados por la crisis de la Covid-19.

Horas después, la tarde de ayer martes, el gobierno cerró con patronal y sindicatos un nuevo acuerdo para prorrogar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE)  hasta dicha fecha, manteniendo esquemas de exoneraciones, protección a los trabajadores y la obligación de mantener plantilla para las empresas que se acojan.

Según ha destacado la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en una rueda de prensa junto al ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, esta cláusula del mantenimiento de empleo "se prorroga en su estricta literalidad".

En el caso de la prestación por cese de actividad, fuentes del ministerio explicaron que las organizaciones de autónomos pidieron algunos ajustes que todavía hay que valorar.

En cualquier caso, UPTA pidió  al Ministerio de Inclusión y Seguridad Social que rebaje del 75% al 50% la pérdida de ingresos que da derecho a la prestación y que el importe de la ayuda sea del 70 % de la base por la que se cotiza y no de la base mínima.

En un comunicado, ATA también consideró que en la reunión de este lunes se avanzó, pero no lo suficiente, ya que para suscribir un acuerdo "es imprescindible que los autónomos cuya actividad se vea afectada por restricciones administrativas tengan exoneradas sus cuotas" a la Seguridad Social.

"El Gobierno está discriminando a los autónomos, nos deja como ciudadanos de segunda. Prima a trabajadores y a grandes empresas empleadoras, a las que sí se les permite tener exoneraciones de cuota cuando hay restricciones de su actividad de cualquier tipo", ha dicho el presidente de ATA, Lorenzo Amor, en declaraciones recogidas en la nota.Se refiere a las exoneraciones de cuotas previstas para las empresas que hagan un ERTE, mientras que los autónomos "tienen que seguir pagando su cuota a 100 por ciento".

Sin embargo, tras platicas se llegó a un acuerdo en el que Lorenzo Amor, el presidente de la ATA, anunció que se prorrogarán las prestaciones por cese de actividad. Lo cual va a beneficiar hasta 700,00 personas. De la misma forma, consiguió que se suspenda la subida de la cuota de autónomos, que estaba en vigor desde el pasado 1 de enero, hasta el 31 de mayo.

Por otra parte, también se rebajan las condiciones de acceso a la prestación por cese de actividad y exoneración del 100% de las cuotas hasta el 31 de mayo.