“Todos los sistemas que están centralizados son más susceptibles de tener fallas”, dijo Carlos Valderrama, socio director de Legal Paradox, firma de abogados especializada en el sector fintech. Durante su participación en la Hyperblock Party, el también profesor de universidades como el ITAM y el Tecnológico de Monterrey habló sobre cómo la red blockchain puede servir como la infraestructura base del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI).

Inmutabilidad y transparencia son las principales ventajas que tiene el blockchain sobre la tecnología actual del SPEI, de acuerdo con Valderrama. Mientras que el SPEI es controlado de forma exclusiva por el Banco de México, el cual tiene la capacidad de conectar a nuevos participantes, que son las instituciones financieras, blockchain es una red descentralizada en el que cada participante constituye un nodo de la red que le permite observar todo lo que transita por ella y las modificaciones que se realizan en su interior. 

“El Banco de México tiene la facultad, al ser un organismo autónomo, de decidir qué tecnologías va a utilizar en sus sistemas de medios de pago, como puede ser usar blockchain en un sistema tan representativo a nivel mundial como es el SPEI”, dijo Valderrama.

Como parte de Legalblock, un grupo internacional de abogados interesados en la tecnología blockchain, Valderrama ayudó al cofundador de la plataforma Ethereum, Vitalik Buterin, en el desarrollo de un nuevo protocolo para la realización de una Interactive Coin Offering que equilibre la oferta y demanda durante una Initial Coin Offering.

Carlos también ha establecido alianzas con la Asociación Británica de Blockchain y a través de estas uniones, y de la mano de reguladores de México, Colombia, España y Brasil está formando un grupo de trabajo que pueda ayudar a explicar por qué blockchain tiene ventajas sobre un sistema centralizado.

“Queremos hacerle ver a los reguladores de diferentes países cómo una red blockchain, al radicar al mismo tiempo en diferentes nodos, es más difícil que sea vulnerada, además de la transparencia que ofrece esta tecnología”, dijo Valderrama.

Pese a que el sistema jurídico mexicano encuentra una importante diferencia con sus homólogos de países anglosajones principalmente, con lo que es más difícil adaptar algunos modelos de negocio y las tecnologías que los hacen posibles al entorno legal en México, para el abogado especializado en finanzas tecnológicas, esfuerzos como la ley fintech son un ejemplo de que se está generando un nuevo sistema jurídico en el país.

“Tenemos una fuerte necesidad de tenerlo todo codificado y todo de alguna manera delimitado en leyes, códigos y reglamentos. Pero también tienes esfuerzos como la ley fintech, que incluye innovaciones como la “sandbox regulatoria”, con lo que podemos decir que se está implementando un nuevo sistema jurídico en México”, dijo Carlos Valderama.

Entre el 17 y el 26 de abril, el sistema de conexión de varias entidades financieras en México con el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios del Banco de México sufrió cinco ciberataques. De acuerdo con el banco central, “todos los ataques se presentaron en los aplicativos que usan los participantes afectados para preparar las órdenes de transferencia y conectarse al SPEI”.

En este sentido, de acuerdo con Rocío Robles, directora general adjunta de Regulación Estructural de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, ningún sistema está exento de contingencias operativas, pero lo importante es tener medidas para hacerles frente y esto es lo que se intentará con la regulación fintech.

“La regulación sobre los terceros que proveen servicios de tecnología se está trabajando y será una de las reglas que salgan a los 12 meses de que se aprobó la ley fintech. Hay una parte que le toca a la CNBV y otra parte que se hará en conjunto con el Banco de México”, dijo Robles en entrevista con El Economista durante la más reciente Hyperblock Party.

La tecnología blockchain hace referencia a una base de datos digital, descentralizada y que mantiene un registro de todos los intercambios de información que tienen lugar a través de una red de igual a igual (P2P). Cada vez que se requiere hacer un nuevo intercambio, un algoritmo analiza los datos contenidos sobre la información que se generó en el pasado y evalúa la viabilidad y seguridad de la misma, para después añadir un nuevo bloque a la cadena de manera permanente e inalterable.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx