El presidente de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), Javier Altamirano, calificó de un error sacar los 250,000 vehículos de doble remolque que transitan por las carreteras del país, ya que provocaría la entrada de 500,000 unidades para suplir la demanda.

Ante las posturas de diversas organizaciones para sacar de circulación estos camiones, luego de los incidentes registrados en el estados de México y Veracruz, el representante del sector consideró que esta medida sería la incorrecta, ya que la carga no va a variar y se tiene que mover.

De acuerdo con las primeras investigaciones, según la ANTP, entre las causas de esos accidentes están los errores humanos y las malas condiciones físico-mecánicas de los vehículos.

Según el Comité Nacional de Seguridad Vial del organismo privado, se descarta como causa determinante de los incidentes el desprendimiento del segundo remolque de las unidades conocidas como Fulles.

En entrevista televisiva, Javier Altamirano señaló que respecto al accidente registrado en la carretera México-Toluca, la unidad pesada sí reunía las características que marca la norma para arrastrar dos cargas con ese peso.

Sin embargo, las cajas no cumplían con la norma de frenos que la ley exige, además de que su mecanismo de sujeción resultó que había sido armado en un deshuesadero.

Ese camión no debió haber salido a rodar a la calle, ni siquiera vacío, eso era una invitación a un accidente, por eso hablo de un error humano y de una inconsciencia del dueño del camión, pero también es irresponsable quién lo cargó , dijo el directivo.

En relación con los bloqueos registrados este día en autopistas del país por grupos de transportistas, el presidente de la ANTP se deslindó de las protestas.

En este sentido, la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) dio a conocer este miércoles que no participaría en el paro, al considerar que manifestaciones de este tipo no logran resultados positivos para el sector,

apr