Representantes de la industria eólica aseguraron que de aprobarse las modificaciones a los lineamientos de certificados de energía limpia (CEL) que pretende la Secretaría de Energía (Sener), la producción hidroeléctrica, nuclear y geotérmica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) mediante proyectos legados, añadiría hasta 40 millones de certificados al mercado, que son el doble de la obligación para el 2020, con lo que el precio de estos instrumentos bajaría a cero, dejando de representar un incentivo para nueva capacidad renovable.

Con ello, explicaron durante un seminario organizado por la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE), se pondrá en riesgo la inversión de algunos proyectos pactados a largo plazo mediante contratos bilaterales, ya que los compradores han adquirido paquetes completos para sus necesidades de energía, potencia y CEL, pero al eliminarse el precio del CEL, encontrarán más atractivo pagar las penalizaciones por terminar los contratos y cumplir sus obligaciones en las nuevas condiciones del mercado.

“Son proyectos que se desarrollan con financiamiento basado en garantías y necesitan visibilidad a largo plazo, si en el primer año de operación del mercado de CEL cambian las reglas, un ingreso importante para el proyecto se termina y el proyecto puede dejar de ser viable”, dijo Leopoldo Rodríguez Olivé, presidente de la AMDEE.

El empresario explicó que en las modificaciones a los lineamientos para otorgar CEL a centrales legadas y no sólo a capacidad limpia nueva o repotenciada como se diseñó originalmente, se contempla sólo a las plantas de la CFE y no a la producción de privados.

Los CEL tienen el objetivo de que todos los participantes del mercado (compradores y vendedores de energía) tengan un componente de energías limpias, que para los que generan o consumen con energías fósiles será de 7.4% el próximo año.

La obligación de estos generadores comenzó en el 2018 con 5% de su generación. La meta se cumplió, pero la CRE no ha notificado aún estos resultados, explicó Erwin Beckmann, de Zuma Energía.

[email protected]