Las exportaciones mexicanas de vehículos pesados se desplomaron cerca de 50% durante septiembre pasado, como reflejo de la menor compra en el mercado estadounidense ante la incertidumbre de las elecciones presidenciales en ese país.

El presidente de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses Camiones y Tractocamiones (ANPACT), Miguel Elizalde, explicó que se vendieron 6,909 camiones (monto del cual 95% fueron dirigidos a Estados Unidos) que comparados con los 13,231 exportados durante el mismo mes del año pasado representa una disminución de 47.8 por ciento.

Difícilmente en este 2016 se podrán alcanzar los niveles de exportación registrados en los dos últimos años, debido a la disminución de la demanda de unidades por parte de nuestro principal socio comercial, Estados Unidos , refirió Elizalde.

La cifra de septiembre resultó la más baja del año, cuando en marzo pasado se enviaron al extranjero 10,500 unidades; la cifra descendió a 7,000 en septiembre, por sumarse el factor de que Colombia redujo sus importaciones de México.

En tanto, durante los primeros nueve meses del año se exportó un total de 83,000 unidades que, comparadas con las 124,219 exportadas durante el mismo periodo del año pasado, constituyen un descenso de 32.6% anual.

Menor demanda pega a fabricantes

En su reporte mensual, la ANPACT informó que durante septiembre se produjo un total de 15,575 unidades, lo que representa una disminución de 6.3% respecto al mismo mes del año pasado. Contrario a lo que sucedió con las exportaciones, la fabricación de camiones en México fue la más alta de lo que va del año, pues la producción había oscilado entre 10 y 13,000 unidades mensuales.

Hoy más que nunca es importante que impulsemos la demanda interna de vehículos pesados mediante la renovación de la flota antigua. Este tipo de medidas no sólo ayudarán a potenciar el crecimiento de la industria del autotransporte, sino que nos permitirá también tener carreteras más seguras y un medio ambiente más limpio, por lo cual es importante impulsar el esquema de renovación vehicular para que éste llegue al microempresario , destacó.

De enero a septiembre, el ensamble de vehículos pesados se situó en 116,046 unidades, un descenso de 21.5% anual.

lgonzalez@eleconomista.com.mx