El gobierno argentino postergó el ingreso de la aerolínea Avianca al mercado argentino, después de que la justicia imputara al presidente Mauricio Macri por el presunto delito de asociación ilícita.

El fiscal Jorge Di Lello abrió la semana pasada una investigación en contra del presidente para determinar si, en el otorgamiento de nuevas concesiones, cometió los delitos de negociaciones incompatibles, defraudación contra la administración pública y tráfico de influencias en beneficio de Avianca.

La justicia abrió una investigación sobre el proceso a través del cual el gobierno otorgó rutas aéreas locales a Avianca (Avian Líneas Aéreas), una empresa que forma parte de MacAir Jet SA, propiedad del Grupo Macri, es decir, de la familia del presidente.

De manera sorpresiva, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, anunció esta tarde que Avianca no podrá comenzar a operar hasta que se determine que no existe conflicto de interés alguno.

Alas del Sur, American Jet y Andes son las otras nuevas empresas que sí podrán entrar al mercado, mientras que Flybondi deberá esperar hasta presentar los contratos de compra de aviones.

"Avianca no está aprobado, pensamos que esto saldrá pronto; como el decreto no es retroactivo, decidimos esperar para que este proceso entre en el régimen nuevo", anticipó el ministro.

Antes, sin mencionar de manera específica a Avianca, Macri presentó el Plan Aerocomercial que permitirá el ingreso de nuevas empresas a las rutas aéreas del país para incrementar el número de pasajeros.

Explicó que el proyecto permitirá a los usuarios realizar vuelos nacionales e internacionales sin necesidad de pasar obligatoriamente por los aeropuertos de la Capital Federal, con lo cual se reducirán los tiempos de viajes y las esperas.

Esta revolución de la industria aerocomercial y de aviones que vamos a tener en el país posibilitará que en pocos años se multipliquen la cantidad de usuarios que emplearán ese medio de transporte , dijo.

El presidente agregó que este plan posibilitará la creación de 25 mil puestos de trabajo en la Argentina y será un gran impulsor del turismo y del crecimiento de las economías regionales.

Advirtió, además, que el próximo mes se realizará una nueva audiencia para que se incorporen otras empresas y subrayó que la tendencia es conseguir que con los gobernadores e intendentes cada vez más líneas operen en la Argentina .

El plan que presentó Macri prevé la apertura de 135 rutas de las cuales 77 serán nacionales y 58 internacionales, que representan 191 nuevas conexiones para los vuelos de cabotaje y 87 para los exteriores.

Según el gobierno, se generará un impacto en la economía por una cifra estimada en los 40 mil millones de pesos, se crearán 25 mil puestos de trabajo directos e indirectos y el número de pasajeros aumentará de 10 millones en 2015 a 21 millones en 2019.